La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), organización integrada en la Unión de Uniones, ha defendido este viernes con una tractorada» por las calles de Valladolid que las ayudas de la nueva PAC sean exclusivamente para los agricultores profesionales.

Unos 40 tractores, según la UCCL, acompañados de una caravana de coches, que exhibían el lema «Agricultor a título principal, como siempre», se han concentrado frente al Estado José Zorrilla y se han dirigido al centro de la ciudad.

El coordinador general de la UCCL, Jesús Manuel González Palacín, que no ha descartado nuevas movilizaciones antes de que se apruebe la nueva PAC, ha preconizado, en declaraciones a los periodistas, que las ayudas comunitarias agrícolas deben estar dirigidas exclusivamente para los agricultores profesionales, los que tenga como mínimo el 25 por ciento de sus ingresos procedentes de la agricultura o la ganadería y que cotice al régimen agrario de la Seguridad Social.

Ha previsto que en la nueva PAC habrá un recorte de las ayudas de un 2 por ciento anual y más exigencias medioambientales, por lo que la UCCL reclama que vayan dirigidas exclusivamente al agricultor profesional «y no al que se dedica durante el fin de semana».

RECHAZO A LA PROPUESTA DEL MINISTRO DE QUE QUIENES COBREN MENOS DE 5.000 EUROS SIGAN PERCIBIENDO SUS AYUDAS

González Palacín, arropado por el coordinador estatal de la Unión de Uniones, José Manuel de las Heras, ha asegurado que los agricultores van a producir menos y a tener mayores gastos, por lo que los profesionales del campo «necesitan una red de seguridad como son las ayudas de la PAC, que suponen ahora mismo el 30 por ciento de los ingresos agrarios».

Ha recordado que la UE ha dado a España la potestad por primera vez de decidir, junto con las comunidades autónomas, como se reparten las ayudas de la PAC, tras lo que ha anunciado la posibilidad de que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, esté dispuesto a aceptar que los agricultores que reciban menos de 5.000 euros de la PAC sigan percibiendo sus ayudas.

Según los cálculos de la UCCL, si se acepta la inclusión de estos agricultores «no profesionales» podrían acceder a las ayudas 400.000 perceptores sin necesidad de estar dados de alta en el régimen agrario de la Seguridad Social.

Para la UCCL, esta posibilidad supone una «competencia desleal» para los agricultores que verdaderamente viven de los ingresos de la agricultura y la ganadería y que personas jubiladas que se dedican el fin de semana a la actividad agraria puedan acceder a las ayudas.

Según ha explicado, eso no pasa ni en Francia ni en Alemania, que tienen ayudas más globales más cuantiosas pero menor número de perceptores para repartirlas y donde «la PAC está profesionalizada».

Ha advertido que dar ayudas a los que de verdad no viven del campo va a «poner en riesgo las explotaciones profesionales» que se van a dividir para tener un acceso más fácil a las ayudas, lo que ha considerado «un atentado para el agricultor profesional» cuando los costes de producción «se están disparando».

El coordinador de la UCCL ha pedido valentía al ministro para que las ayudas vayan dirigidas exclusivamente al agricultor activo que paga la Seguridad Social agraria y tiene unos ingresos que como mínimo en un 25 por ciento proceden del campo.

«Si no es así, nos van a poner contra las cuerdas y vamos a asistir en los próximo años al desmantelamiento de la agricultura profesional», ha recalcado González Palacín.