Todo el sector pidiendo soluciones y reclamando la venta de proximidad para ganar rentabilidad en las explotaciones y resulta que lo que impera es el robo de proximidad. Dos personas han sido detenidas por la Policía en Málaga como presuntas autoras del robo y posterior receptación de 149 kilogramos de aguacates para su venta en una frutería.

Los detenidos son el encargado de robar los aguacates y el receptador de los mismos, que le acompañaba en el momento del arresto y que, según las pesquisas, le encargó los frutos para venderlos en una frutería de su propiedad, ha informado este miércoles la Policía en un comunicado.

Esta actuación policial se produjo gracias a la colaboración de un ciudadano que llamó a la sala del 091 para dar cuenta de que en una finca de la barriada malagueña de Churriana habían entrado dos personas y que parecían estar robando frutas.

Los presuntos ladrones trataron de huir pero al final fueron arrestados

Seguidamente los agentes contactaron con la responsable de la finca y comprobaron cómo efectivamente habían entrado a robar aguacates después de forzar la valla perimetral del terreno.

Los policías localizaron en la plantación diez bolsas llenas de aguacates dispuestas para ser transportadas y localizaron un vehículo en las inmediaciones con dos personas que, al percatarse de la presencia policial, trataron de huir del lugar.

Según las pesquisas, uno de los investigados era el responsable del robo mientras que el otro, detenido por receptación, había acudido al lugar para recoger las bolsas recolectadas. Al parecer, el receptador era propietario de una frutería y había encargado los aguacates para comercializarlos en su negocio, de ahí el concepto de robo de proximidad.

Una vez localizados los dos hombres resultaron identificados y, tras comprobar que eran los presuntos responsables del robo, fueron arrestados.