La campaña de mantecados y polvorones de Estepa (Sevilla) ha arrancado oficialmente con la producción de sus primeros dulces navideños de este año, en el que las fábricas amparadas por su consejo regulador se han adaptado a la pandemia creando tiendas por internet para llegar a todo el mundo.

En un comunicado, el consejo regulador de la IGP Mantecados de Estepa se ha felicitado de que haya comenzado la fabricación de los únicos mantecados que cuentan con la doble certificación de calidad IGP, una para los mantecados de Estepa y otra para los polvorones, con los mismos procesos de seguridad que se implantaron en 2020 en las fábricas.

La vacunación de los trabajadores en esta campaña de mantecados es prácticamente total pero se ha acordado con los responsables sanitarios que, si es necesario, se establezcan puntos para completarla.

Otro de los objetivos es el pleno empleo, ya que aunque 2020 fue favorable en cuanto al empleo generado, no se llegó a las cifras de años anteriores, por lo que el sector trabaja en conseguirlo, con un 85% del personal formado por mujeres, por lo que el paro femenino en Estepa durante los meses de campaña es mucho menor al registrado en otras localidades.

Con respecto a la digitalización de los productos, prácticamente todas las empresas amparadas en el consejo han creado tiendas por internet, “así que, si antes podíamos decir que nuestros mantecados y polvorones de Estepa estaban en los cinco continentes, esa tendencia se ha asentado gracias a la puesta en marcha de esta tecnología en nuestras fábricas amparadas”, según el comunicado.

Además, se trabaja junto al Ayuntamiento de Estepa para conseguir el reconocimiento como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad del olor que se produce al inicio de la campaña de mantecados y polvorones de Estepa.

Asimismo, en esta apuesta por la calidad el nuestro sector, además de la doble IGP europea, están en trámite para conseguir la ENAC, que permitirá generar aún mayor confianza sobre la calidad de los productos de nuestras empresas amparadas a nivel internacional. Además, posibilitará la apertura a nuevos mercados y facilitará el acceso a compras públicas para nuestras empresas amparadas.