La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha reclamado la defensa de una «posición» de comunidad en la negociación de la nueva Política Agrícola Común (PAC) para después del 2020 y ofrecido la idea de una política que «cale» en el consumidor y atraiga al campo a los jóvenes, a la vez que ha abogado por una política que, además de «menos burocratizada» y «realmente simplificada».

Milagros Marcos ha clausurado este martes 14 una jornada de estudio para pulsar la opinión del sector agrario cuando la UE va a dar en el próximo julio los primeros pasos para la negociación de la nueva PAC que regirá a partir del 2020.

La consejera aboga por una «financiación europea» que sirva para alcanzar «un nivel de renta equitativo

Después de insistir en la importancia de que Castilla y León presente en esta negociación una postura común, la consejera de Agricultura y Ganadería ha ofrecido a los distintos sectores participantes en la jornada, como agricultores, industria y entidades financieras, compartir alguna ideas.

Entre estas, Milagros Marcos, después de que insistir en la necesidad de que la PAC sea «para toda la UE y con financiación europea», ha defendido «una política que cale en el consumidor» y, al mismo tiempo, sirva para alcanzar «un nivel de renta equitativo».

También defendió que esté pensada para las nuevas generaciones de agricultores y ganaderos, en los que jóvenes que «son el futuro».

A su juicio, la nueva PAC, para evitar ser algo «anquilosado», debe hacer una apuesta por la investigación y la innovación, además de tener una visión de futuro que tengan en cuenta los «grandes retos en la alimentación».

Milagros Marcos ha reconocido que la PAC de la próxima década «necesita incorporar mecanismos protectores ante crisis de mercado» e incorporar medidas que hagan posible «mejorar la actividad productiva» mediante «estructuras potentes de organización», así como disponer de «competencias normativas en toda la cadena alimentaria».

Ha insistido en que se debe desarrollar «una nueva faceta», la regulación de la cadena alimentaria para «garantizar equilibrio en las distintas fases, transparencia, contratos y suministros estables» como «un avance necesario que deber estar armonizado a nivel europeo».

La consejera, quien ha recordado la celebración de una conferencia sobre el futuro de la PAC a finales de mes en Madrid, con la asistencia del comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, ha expuesto que la política de la UE deber «tener como aliada la conservación del medio ambiente.

Una PAC «más verde» y que posibilite el ingreso de los jóvenes y que prime al agricultor a título principal

Milagros Marcos ha recordado que la salida de Reino Unido introduce una nuevo factor en la UE, cuando se trata de un país es que es contribuyente neto a los fondo europeos.

Después de recordar que el 50 por ciento de la población de la UE vive en zonas rurales, Milagros Marcos ha señalado que la agricultura es su motor económico.

En la jornada de estudio también ha participado el coordinador autonómico de COAG, Lorenzo Rivera, quien ha defendido una PAC «más verde» y que posibilite el ingreso de los jóvenes, pero también ha insistido en que las ayudas tienen que estar dirigidas a los agricultores que «viven del campo» cuando la definición de la profesión ha quedado en la regulación vigente «algo descafeinada».

Además ha advertido de que la producción agraria ha quedado marcada por las condiciones que señala el mercado y ha obviado al productor, lo que, a su juicio, es «algo peligroso».

Valentín García Fraile, de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), ha hecho una defensa del «agricultor a título principal» como aquel que percibe más del 50% de sus ingresos de la agricultura y la ganadería, para que sea el mayor perceptor de la ayudas europeas.