El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha pedido a la población que «no permanezca impasible» ante los incendios forestales y que denuncie a las personas que queman el monte, ya sea de forma intencionada o accidental, pero «imprudente».

Así lo ha manifestado en declaraciones a los periodistas tras su reunión en Palencia con la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, para abordar distintos temas relacionados con la provincia.

El consejero ha lamentado que los incendios sean «constantes» y que se produzcan tantos fuegos cada día en Castilla y León, y ha agradecido la labor del operativo de incendios, que ayer fue muy «intenso» para controlar el incendio del Bierzo.

el martes fue un día especialmente complicado, con 28 incendios en la Comunidad castellanoleonesa

Un incendio en el que se trabajó «de forma extraordinaria» en colaboración con medios de la Administración General del Estado, como la UME o las Brif, para que hoy la situación sea ya de «tranquilidad», ha señalado.

Ha reconocido que el martes fue un día especialmente complicado, con 28 incendios en la Comunidad, después de los 41 del domingo, muchos de ellos muy «delicados», pero ha insistido en que Castilla y León tiene un importante operativo con 4.200 efectivos «que arriesgan sus vidas y su integridad para salvar las nuestras».

Al respecto ha lamentado que haya «muchas personas desalmadas que queman el monte» y «ponen en peligro a todos».

Por eso ha pedido a la ciudadanía que «no permanezca impasible, que vigile, que denuncie, que ponga de manifiesto a aquellas personas que, en el 91% son las que queman el monte, de forma voluntaria o de forma involuntaria pero imprudente o inconsciente».