La Coordinadora Agraria COAG de Castilla La Mancha alerta de que, con los precios lanzados por la principal industria vinícola de esta región, Félix Solís, (0,20€/kg para blancas y 0, 24€/kg para tintas), los viticultores manchegos perderían 950 euros por hectárea de media; 900 euros por hectárea de uva blanca airén y 1.000 euros/hectárea en tinta tempranillo.

En una cosecha lastrada por la sequía (-20%) y la vertiginosa subida de los principales inputs (un +40% de media en fertilizantes, gasóleo, electricidad), los costes de producción se elevan a 0,43€/kg para las variedad blanca airén y 0,52€/kg para la tinta tempranilla, muy por encima de los precios conocidos. Además, resulta inconcebible que se pretendan pagar unos precios un 15% por debajo de las liquidaciones finales de la campaña anterior, 0,23€/kg de media en airén.

No obstante, el  grupo bodeguero más importante, Félix Solís, ha dado a conocer que prescinde este año del tradicional método de las tabillas de precios para firmar los contratos individualizados con los viticultores manchegos. La otra gran bodega de la zona, García Carrión, tampoco ha colgado de momento dichas tablillas en sus centros receptores de uva.

“ES INTOLERABLE QUE A ESTAS ALTURAS EL AGRICULTOR ENTREGUE SU PRODUCTO SIN SABER A CUÁNTO NI CUÁNDO SE LO PAGARÁN”

“Es necesario intensificar los controles ante la opacidad de industriales y bodegas en el primer tramo de la presente vendimia. Tras varias semanas recogiendo uva, la confusión e incertidumbre reina entre los viticultores ante la ausencia de tablillas con precios de referencia. Es intolerable que a estas alturas el agricultor entregue su producto sin saber a cuánto ni cuándo se lo pagarán”, ha afirmado el responsable del sector vitivinícola de COAG CLM, Joaquín Vizcaíno.

La Ley de la Cadena Alimentaria obliga a tener firmado un contrato de compra-venta antes de iniciar la vendimia, que podrá ser exigido por los inspectores la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA). Dicho contrato debe recoger de forma obligatoria el precio acordado y las condiciones de pago (en el caso de la uva de vinificación a 30 días, al tratarse de un producto perecedero).

COAG ha habilitado en su portal web un buzón digital de denuncias para viticultores manchegos sobre posibles incumplimientos de la Ley de la Cadena Alimentaria https://coag.chil.me/post/buzon-de-denuncias-incumplimientos-de-la-ley-de-la-cadena-alimentaria-195219 De esta manera, cualquier agricultor/a puede ponerse en contacto con los expertos jurídicos de COAG para trasladarles la potencial infracción.

El equipo técnico de esta organización estudiará cada caso y, si observan indicios suficientes, tramitará en tiempo y forma la denuncia correspondiente ante la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), lo que permitirá al afectado ampararse en un cierto anonimato frente a la otra parte.