Los cultivadores de lúpulo leoneses se han fijado un «ambicioso» proyecto a largo plazo para triplicar la actual superficie de cultivo y pasar de las 520 hectáreas actuales a las 1.700 que se llegaron a tener en los mejores tiempos de producción.

También pretenden mejorar los rendimientos e incrementar las variedades con el objetivo de introducirse en los mercados internacionales.

proyecto de modernización del cultivo que pondrá en marcha la Sociedad Agraria Lúpulos de León

Así lo ha afirmado el presidente de Lúpulos de León SAD, Isidoro Alfonso Fernández, cuya agrupación congrega a 250 cultivadores que producen el 99% del lúpulo nacional.

LUPULO DIPUTACION LEONPara conseguir estos objetivos, Fernández ha firmado este martes 26 un convenio con la Diputación de León por el que la institución provincial aportará 20.000 euros para colaborar con el proyecto de modernización del cultivo que pondrá en marcha la Sociedad Agraria Lúpulos de León.

Tras la firma, el presidente de la Diputación, Juan Martínez Majo, ha explicado que el objetivo es colaborar con un proyecto encaminado a mejorar la calidad, aumentar la producción y poner en marcha actuaciones de I+D.

la diputación apuesta por promover la revitalización de un sector clave para la provincia de León

En este sentido, Majo ha sostenido que las actuaciones que realizan desde Lúpulos de León conseguirán mejorar la rentabilidad de las explotaciones agrarias de los socios, aumentando su producción con la mejora de la calidad, además de dar la posibilidad de que se incorporen más cultivadores y nuevas variedades.

El presidente de la institución provincial ha señalado que la Diputación quiere, con esta colaboración, promover la revitalización de un sector clave para León, «que se llevará a cabo con la puesta en marcha de un ambicioso proyecto de modernización, por lo que ha comprometido la ayuda económica para los próximos años.

«Creemos que el lúpulo es de vital importancia, en primer lugar para León, pero también para el resto de España, en diferentes aspectos, como elemento cultural, paisajístico, ambiental y por supuesto, económico y por ello, es necesario trasladar los resultados de los estudios que se lleven a cabo, a los cultivadores», ha afirmado Martínez Majo.

A través de esta firma, desde la institución también se colabora con la puesta en marcha de un grupo de trabajo multidisciplinar, en el que participarán siete profesores e investigadores de la Universidad de León, para identificar los medios y los equipos que puedan desarrollar de una forma más eficiente la recogida y tratamiento del lúpulo.

el objetivo es intentar abrir la venta a los cerveceros, tanto a nivel nacional como internacional

Así, se realizará un estudio detallado de las explotaciones de la provincia que están adscritas a la Sociedad Agraria, empleando diferentes sistemas de información geográfica, con la que se hará una base de datos actualizada de la situación del sector en León.

Asimismo, se llevarán a cabo diferentes actuaciones como el análisis del mercado actual y el potencial, para intentar abrir la venta a los cerveceros, tanto a nivel nacional como internacional, a través de la oficina de comercio exterior.

Se estudiará también la organización y su estructura organizativa, las inversiones que llevan a cabo, procesos productivos, capacidad de almacenamiento, innovaciones en la organización, en los procesos, en la organización o mercadotecnia.

Igualmente, se analizará la regulación jurídica del sector y el impacto de la modernización en la provincia.

LUPULO 2Con este análisis, se propondrán actuaciones encaminadas también a la formación de los cultivadores desde el punto de vista empresarial, también con actuaciones de asesoramiento y apoyo a la comercialización y para fomentar la internacionalización.

Alfonso Fernández ha señalado que «para los productores es muy importante introducirse en los mercados internacionales para vender excedentes del millón de kilos contratados actualmente con la Sociedad del Lúpulo».

Una internacionalización que podrá ser posible con el incremento de las variedades más demandadas por el mercado, aumentando la superficie y el rendimiento de las explotaciones.