ASAJA Salamanca ha considerado como inaceptable la no cotización de las últimas semanas de los precios de los cereales, «pues se deja al sector desamparado sin una cotización oficial y da vía libre a la especulación. A esto se le añade la creciente presión al agricultor del resto de agentes de la cadena alimentaria». En sus sectoriales más importantes; la de cereales y vacuno de carne, se constató la drástica situación por la que atraviesan los profesionales: la caída de precios; y la amargura que deja saber que los productos se siguen devaluando.

Por este motivo, ASAJA Salamanca decidió que luchará por unos precios dignos; ya que, a pesar del buen año climatológico para la producción, los importes siguen en una caída vertiginosa. Tal y como ha informado la OPA en reiteradas ocasiones, “éstos no han subido en 30 años –mientras que los insumos (maquinaria, gasóleo, abono, fitosanitarios…) siguen subiendo año tras año–“Ha llegado un momento en el que la situación es insostenible. Y, además supone uno de los mayores defectos de la cadena alimentaria”, según los portavoces de la OPA con Juan Luis Delgado a la cabeza.

Desde la OPA, piden al sector, que se mantenga unido en la lucha, que se retengan las ventas y se espere al mejor momento, además, de utilizar la capacidad de almacenamientos de las cooperativas, en el caso de los cereales. También, se está de acuerdo en el fomento de la venta directa de agricultores y ganaderos.

APELA A LAS FÁBRICAS DE PIENSO A QUE UTILICEN CEREALES DE NUESTRA TIERRA Y EVITAR, ASÍ, IMPORTACIONES MASIVAS

En cuanto a la sectorial de cereales, los representantes, además de criticar la no cotización, apuntaron que, según las previsiones, la cosecha va a ser buena en cantidad y que, posiblemente, se remonte la calidad de los primeros granos cosechados. Sin embargo, no se entiende que los precios en la provincia salmantina sean inferiores a los de países excedentarios como Francia y ASAJA Salamanca apela a las fábricas de pienso a que utilicen cereales de nuestra tierra y evitar, así, importaciones masivas.

Los vocales pusieron de manifiesto que, esta campaña, ha venido marcada por un ascenso en los costes de producción; pues la roya, septoria y tronchaespiga han sido algunas de las afecciones que ha sufrido el cereal, para lo que ha tenido que ser tratado además de otras plagas y malas hierbas. Desde ASAJA Salamanca se insta a permitir la quema controlada de restos de cosecha, una medida que contamina menos que otras alternativas y facilita el trabajo y se reducirían algunos costes de producción. Los profesionales se plantean cada vez más el cambio a otros cultivos; lo que provocaría que España fuera aún más deficitaria de cereal y más dependientes del mercado exterior.

En cuanto a la sectorial de vacuno, se aplaudió los buenos datos conseguidos en las campañas de brucelosis y tuberculosis, pero se recuerda que dichos resultados son gracias al desmedido esfuerzo de los ganaderos de la provincia salmantina. Asimismo, la OPA aclara que el vacuno de carne no ha recibido ayudas concretas, ya que las destinadas a la congelación privada fueron ineficaces. También, los ganaderos apuntan a que la bajada en los precios de la canal no se ha traducido en un descenso en la venta al público y, como consecuencia de esto, no ha aumentado el consumo.