ASAJA CyL ha criticado este lunes que la Consejería de Agricultura de la Junta haya excluido los pastos comunales de una importante ayuda a la ganadería extensiva, siendo los ganaderos leoneses los que aprovechan mayoritariamente este tipo de superficies de pastoreo.

La organización agraria ha informado, a través de una nota de prensa, que la Consejería ha enviado a las organizaciones profesionales agrarias el proyecto de orden por la que se van a regular las ayudas agroambientales del Plan Estratégico de la PAC para España para el periodo 2023-2027.

Este proyecto de orden contempla, entre otras, la ayuda por la «gestión sostenible de superficies forrajeras pastables y apoyo a sistemas tradicionales de pastoreo trashumante», de la que se pueden beneficiar ganaderos de ovino, caprino, vacuno y equino.

Para ser beneficiario de estas ayudas hay que reunir unas condiciones de admisibilidad y cumplir unos compromisos medioambientales y climáticos.

CRITICAN QUE LAS CONDICIONES PARA CUMPLIR LOS REQUISTOS SON MUY DIFÍCILES DE CUMPLIR

A cambio, se percibe una ayuda de hasta 50 euros por hectárea de pastos, acogida a la medida, sobre la que se aplica degresividad, y que se incrementará en un 20% si el beneficiario se acoge a compromisos voluntarios como la práctica de la trashumancia o la protección de los rebaños con mastines.

«El compromiso voluntario de la trashumancia tampoco es posible cumplirlo, en la mayoría de los casos, por los ganaderos leoneses, ya que se exige una distancia de más de 50 kilómetros entre el origen de la explotación y los pastos de destino», ha explicado ASAJA.

Al margen de otros aspectos de la futura norma, difíciles de cumplir por los posibles beneficiarios, ASAJA ha criticado que se excluyan expresamente los pastos de uso en común, es decir, los que son titularidad de las juntas vecinales y de los ayuntamientos, que son los que hasta ahora representaban más del 90% de las superficies que declaraban los ganaderos leoneses.

Para el sindicato, esta medida, decidida por la Junta, que no responde a ninguna directriz ni de Europa ni del ministerio de Agricultura, es responsable de que una buena parte de los ganaderos de Castilla y León, y en todo caso la práctica totalidad de los ganaderos leoneses, no puedan acogerse a esta ayuda que fomenta la ganadería extensiva en zonas desfavorecidas de montaña.

Ante esta situación Asaja ha realizado una llamamiento a la Consejería de Agricultura, al Partido Popular como socio principal de gobierno, y al partido de VOX como socio de gobierno y responsable de la Consejería, para que retomen esta cuestión y, con el consenso de las organizaciones agrarias, aprueben unas ayudas que potencien la ganadería extensiva y ayuden de forma particular a las zonas más desfavorecidas del territorio.