El crecimiento del arándano continuará en aumento durante los próximos cuatro y cinco años, especialmente impulsado por el cultivo hidropónico, y los principales polos donde habrá mayor demanda serán Europa y China. El primer continente porque todavía es un mercado con mucho potencial, en cuanto a consumo de arándano, y China porque se trata de un país muy importante y de futuro para la comercialización de berries.

Estas son algunas de las conclusiones que la compañía del sector verde, Grupo Projar, ha constatado durante su estancia en el Berry Congress 2017 celebrado recientemente en Roterdam. Durante este evento, también se ha podido ver cómo el cultivo hidropónico, en el que Grupo Projar, uno de los principales fabricantes de sustrato en España, es especialista, tomará cada vez más fuerza para estos frutos, durante los próximos años.

La hidroponía permite satisfacer la demanda de productos hortofrutícolas durante todo el año y es muy recomendable para el cultivo del arándano. En este sentido, el cultivo hidropónico del arándano responde a las exigencias de los agricultores ya que proporciona plantas de calidad en un tiempo reducido con un gran aumento de la productividad. De este modo, otorga numerosas ventajas con respecto al cultivo tradicional.

Así, en el caso del arándano, por sus necesidades de un suelo ligeramente ácido, este sistema resulta adecuado. Las ventajas que se obtienen de este tipo de cultivo son que el contenedor permite reducir el marco de plantación, ya que la planta se desarrolla de forma independiente con un sustrato adecuado, sin depender de la fertilidad del suelo.  De este modo, se logra duplicar la producción por unidad de superficie.

Óptimo drenaje

Otra de las ventajas del cultivo hidropónico es que el contenedor está diseñado para un óptimo drenaje, característica fundamental para el arándano que es muy sensible al exceso de humedad.

Junto a esta tendencia, se ha podido comprobar de primera mano, como en los próximos años se realizará una gran importación de las variedades que ya existen en otros países. Sin embargo, el cultivo orgánico, en este tipo de frutos, está teniendo un desarrollo muy lento.

Tal y como destaca el Product Manager de Grupo Projar, Álvaro Villalba “las ventajas del cultivo hidropónico, y el desarrollo que va a tener en los próximos años dentro de este tipo de frutos es patente, ya que ofrece numerosas ventajas como el incremento de la densidad de producción, el aumento de la calidad del fruto y el control sobre las condiciones del cultivo que es máximo”.

En este sentido, Villaba explica que “si bien hay zonas del planeta y países como México y Marruecos donde la implantación de este tipo de cultivo es prácticamente del 100% en otras áreas su crecimiento todavía está empezando. Su implantación a nivel global todavía es muy baja pero va creciendo continuamente y a muy buen ritmo cada año”.