La pyme granadina Olimaker ha desarrollado la primera micro-almazara integral de precisión, con tecnología y patente propia, que permite a los olivicultores integrar en una sola máquina los tres procesos tradicionales de elaboración, en tirada corta, de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE): molienda, batido y centrifugado. El proceso es automático, se realiza en tan solo 20 minutos y precisa tan solo de 3 kg de aceitunas. Hasta ahora, dichos procesos debían realizarse en una almazara tradicional, o utilizando tres máquinas distintas de gran tamaño para cada uno de los procesos.

El dispositivo de micro-almazara integral, de nombre Olimaker Professional, se encuentra a la espera de recibir el Marcado CE para su comercialización en Europa que concentra el 87% de la producción mundial de aceite de oliva, más de la mitad es producido en España, que ostenta la primera posición entre los países productores a nivel mundial.

El invento, que cuenta con un amplio respaldo institucional y sectorial, fue presentado al sector en la última Feria Internacional Expoliva, el mayor evento europeo en innovación, alta tecnología y empresas punteras en el sector agroalimentario. En la actualidad cuenta ya con pedidos en firme y más de 2000 peticiones de información a través de su página web, realizadas desde España y desde otros países productores del mundo.

Su ventaja competitiva reside en la tecnología, que permite aunar tres procesos en uno, acortando a 20 minutos los tiempos de producción del Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) con la máxima calidad. Además, su tamaño, equivalente a una fotocopiadora doméstica, permite su transporte en el maletero de cualquier vehículo. Esto facilita a los olivicultores desplazarse con ella hasta el propio olivar, testar las propiedades de organolécticas del aceite y experimentar con disitntas funcionalidades y tiempos de batido, molienda y centrifugación, hasta determinar el momento óptimo de recolección de la aceituna, pivotando y complementando el rendimiento con su calidad.

La máquina reduce sustancialmente la cantidad de olivas necesarias para la producción de AOVE, solo son necesarios 3Kg. Ha sido diseñada teniendo en cuenta criterios medioambientales y ecológicos, no utiliza agua y la limpieza de los residuos se realiza manualmente.

El proceso que sigue Olimaker Professional es muy sencillo. El olivicultor debe introducir en la máquina tres kilogramos de aceitunas y seleccionar el tiempo que quiere que dedique a cada uno de los tres procesos de elaboración. Esto permite un proceso de producción más innovador y personalizado. Una vez finalizado el proceso, la máquina le proporcionará una cantidad de aceite que gira en torno al medio litro, y que le permitirá testar la calidad y matices del aceite.