La cooperativa ganadera CorSevilla ha sido el primer centro de tipificación y cebadero de ovinos en conseguir el sello de Bienestar Animal BAIE, otorgado por la Interprofesional del Ovino y Caprino, Interovic.

Para la obtención de este certificado la cooperativa ha pasado por un exhaustivo diagnóstico que ha llevado a cabo una empresa externa acreditada por ENAC. Ha valorado todo lo relacionado con las instalaciones, alimentación, sanidad, comportamiento y gestión del Centro de Tipificación de Corderos de esta cooperativa.

La revisión consiste en una visita y valoración en la explotación, y controles documentales de los procedimientos y registros que se utilizan en la actividad. La cooperativa ha superado más de un centenar de requisitos y con muy buena calificación, 86 puntos sobre 100.

ASPECTOS QUE SE TIENEN EN CUENTA

En la inspección se tienen en cuenta aspectos como la formación del personal, disponer de unas instalaciones adecuadas para el cuidado de los animales, con una capacidad suficiente, el fácil acceso a la comida y al agua, medidas preventivas de bioseguridad, limpieza, desinfección, trato de los animales, control en el uso de antibióticos y productos zoosanitarios, nivel de bajas y otros registros documentales.

De esta forma, la certificación de Bienestar Animal BAIE acredita que la carne y los productos derivados del ovino y caprino de CorSevilla cumplen con los más altos estándares relativos al bienestar animal y la trazabilidad.

“Este sello es muy importante por tres motivos: en primer lugar, garantiza a nuestros clientes que sus carnes se elaboran cumpliendo unas condiciones exigentes de bienestar animal; en segundo lugar, nuestros socios tienen la garantía externa de que sus corderos se tratan con cuidado en la cooperativa; y por último, el bienestar animal redunda positivamente en la sanidad y productividad de nuestros animales, y además, conseguimos una orientación a una demanda social que va en aumento”, explica David Aparicio, director del Área de Ganados de CorSevilla.