Tanto Jóvenes Agricultores y Ganaderos de Cataluña (JARC) como Unió de Pagesos (UP) han considerado injustificada la medida de prevención que han aplicado algunos ayuntamientos de cerrar los mercados municipales a causa del coronavirus.

Desde JARC han manifestado en un comunicado sus dudas respeto la efectividad y el sentido de esta medida de prevención que han impulsado consistorios catalanes como el de Sant Vicenç dels Horts, Granollers, Vilafranca del Penedès o Lleida, entre otros.

El jefe sectorial del huerto de JARC, Mauri Bosch, no ve justificada la prohibición de los mercados municipales  que comercializan frutas y verduras de proximidad en el exterior ya que considera que los «productos que se venden en estos espacios abiertos son de primera necesidad y calidad».

La entidad agraria ha cuestionado que sigan abiertas las grandes superficies comerciales dado que son «espacios cerrados donde el riesgo puede ser mayor», y que las autoridades municipales no permitan mantener abiertos los mercados al aire libre.

La organización ha lamentado las repercusiones económicas negativas que implicará esta decisión para los productores agrarios.

Por su parte, Unió de Pagesos (UP) ha pedido también este jueves a los ayuntamientos catalanes que no cierren los mercados municipales y no prohíban la comercialización de frutas y hortalizas en dichos espacios debido al coronavirus. UP considera que «no tiene ningún sentido prohibir la venta de producto fresco y de proximidad» porque es necesario para la población, a diferencia de otros productos no perecederos y que no son de primera necesidad, ha informado este jueves en un comunicado.

Desde el sindicato sostienen que sería una contradicción que los centros comerciales y las grandes superficies se mantengan abiertas y no se permita a los agricultores vender sus productos. «La administración está obligada a establecer las medidas que crea oportunas, pero teniendo en cuenta el abastecimiento de producto fresco y de proximidad para no crear situaciones de agravio muy importantes para los productos agroalimentarios», ha sostenido.