El Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha acordado participar de forma activa en todas las movilizaciones del sector olivarero, en un momento de profunda crisis del olivar, tras la reunión mantenida este lunes 20 en el Museo Terra Oleum de Mengíbar (Jaén).

El desarrollo de la campaña, la inminente apertura de la tercera licitación al almacenamiento privado de aceite de oliva y la amenaza de nuevos aranceles han centrado, asimismo, la convocatoria.

Las cooperativas andaluzas coinciden en que la situación es «insostenible» para el sector oleícola que atraviesa una de sus peores crisis, con precios por debajo de costes, un mercado completamente perturbado, que la mala gestión del almacenamiento no consigue recuperar, y unos aranceles que ya se han dejado notar de forma considerable en los flujos comerciales con el exterior».

Aranceles, que, si la Unión Europea no actúa con urgencia para evitarlo, pueden ser incrementados en cuantía y productos, afectando al 100% del comercio de aceite de oliva con Estados Unidos, han señalado.

El Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha acordado participar de forma activa en todas las movilizaciones del sector olivarero, a fin de urgir medidas para asegurar su futuro y sostenibilidad.

Instan a Planas «para que no siga engañando a los olivareros» y destine el presupuesto necesario para garantizar el funcionamiento de la retirada

En el más corto plazo, la federación exige que Europa dote con presupuesto la tercera licitación al almacenamiento privado de aceite de oliva, que se abre el próximo miércoles 22 de enero.

Las cooperativas recuerdan que el objetivo de la medida es recuperar el mercado, que se encuentra completamente hundido, y que, para ello, se deben retirar, al menos, 200.000 toneladas de producto «a un precio digno».

Por tanto, instan al ministro de Agricultura, Luis Planas, en pleno ejercicio de sus funciones, a que ejerza toda la fuerza del Gobierno de España y su diplomacia ante Bruselas «para que no siga engañando a los olivareros» y destine el presupuesto necesario para garantizar el funcionamiento de la retirada.

En este sentido, señalan que, como resultado de las dos licitaciones de noviembre y diciembre, tan solo se han almacenado 21.279, a un máximo de 1,1 euros la tonelada y día, del total de 206.000 ofertadas, a pesar de que se vendió la medida «sin límite de cantidad ni presupuesto».

El «fracaso» de la gestión europea, lejos de recuperar los precios ha provocado una bajada de 25 euros por tonelada de aceite de oliva, lo que, teniendo en cuenta las salidas desde que se inició el mecanismo, se traduce en una pérdida de 75 millones de euros para el sector oleícola español tras su puesta en marcha.

Asimismo, las cooperativas de Andalucía muestran su máxima preocupación por el desenlace de la nueva amenaza de aranceles por parte del Gobierno de Estados Unidos y piden, igualmente, la inminente actuación del Ministerio de Agricultura y del Gobierno de España ante la Unión Europea.

Con ello quieren que se evite que el sector agrario español y muy especialmente el oleícola continúe siendo el pagano de las ayudas comunitarias al sector aeronáutico, consideradas por la Organización Mundial del Comercio (OMC) como «ilegales».

«No se nos está escuchando ni aquí ni en Bruselas», lamenta el presidente del Consejo Sectorial del Aceite de Oliva, Cristóbal Gallego, quien anima a todas las cooperativas de Andalucía a sumarse masivamente a las movilizaciones para, entre todos, lograr que el Gobierno de España y la Unión Europea se sensibilicen con un sector que es líder en el mundo por producción y calidad.

Así como, el mejor embajador de la ‘Marca España’ y del que dependen cientos de miles de puestos de trabajo y millones de jornales en Andalucía y a nivel nacional.