La exportación e internacionalización siempre ha sido una máxima en el sector agroalimentario andaluz y, particularmente, en las cooperativas. De hecho, constituye una de las principales líneas estratégicas de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, federación que aglutina a más del 93% de las entidades de economía social dedicadas a la actividad agraria y agroindustrial en esa región.

Si bien siempre ha sido una prioridad, lo es aún más en el contexto actual, donde el mercado globalizado es afectado continuamente por conflictos geopolíticos que convierten los productos alimentarios en principal moneda de cambio. Ahí tenemos el veto ruso desde 2014; los aranceles a la exportación de aceituna negra a Estados Unidos, desde 2017, con amenaza de nuevas imposiciones; y el incierto futuro para el comercio con Gran Bretaña, condicionado a la resolución del Brexit, que se prevé duro.

En consecuencia, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía siempre ha defendido que tan importante es consolidar los mercados donde ya se está presente como abrir otros nuevos, pues conflictos como el de Estados Unidos o Gran Bretaña, que se hallan respectivamente entre los principales mercados extracomunitarios y europeos, pueden poner en serios aprietos la viabilidad económica de muchas empresas. Sirva como ejemplo, que 16 de las 20 cooperativas agroalimentarias españolas más exportadoras son de Andalucía, donde la facturación por este capítulo supone de media en torno al 64%, llegando al 99% de su cifra de negocio en algún caso.

Movidos por este objetivo, la federación de cooperativas ha llevado a cabo recientemente el proyecto ‘Misión comercial internacional para el fomento de las exportaciones’, financiado por la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, en el marco del Programa de Apoyo a la Promoción y el Desarrollo de la Economía Social para el Empleo.

El país elegido por Cooperativas Agro-alimentarias para tal misión ha sido Canadá dado el crecimiento experimentado por las ventas en los últimos años, las cuales se han visto favorecidas por el Acuerdo Económico y Comercial Global entre la Unión Europea y Canadá, más conocido como CETA, que entró en vigor de forma provisional el 21 de septiembre de 2017, eliminando, a partir de esa fecha, los aranceles aplicados al 98% de los productos europeos exportados.

Como resultado, en 2018, las exportaciones agroalimentarias españolas a Canadá alcanzaron un máximo histórico, creciendo un 13,45% en valor, con respecto al año anterior, hasta los 346 millones de euros de facturación y situándose en el octavo puesto entre los destinos extracomunitarios. Por lo que respecta a Andalucía, fue la principal región exportadora de España, con algo más del 23% del comercio total, y un crecimiento acumulado del 234% en la última década. En definitiva, un mercado muy interesante, estable en la actualidad y con grandes posibilidades de crecimiento para las empresas agroalimentarias andaluzas.

Detalles de la misión

Integraron la expedición presidentes o directores de las cooperativas hortofrutícolas Vicasol (Almería) y El Grupo (Granada), de la ganadera Ovipor (Huelva) o de multisectoriales como San Sebastián (Sevilla), San Dionisio (Cádiz) y Dcoop (Málaga). También participó la propia federación Cooperativas Agro-alimentarias. Todos ellos recibieron una formación previa y posterior sobre gestión de operaciones internacionales como complemento a las reuniones y visitas de campo.

Una vez en Canadá, y a lo largo de cinco días, siguieron una intensa agenda en la que todo momento estuvieron acompañados y apoyados por Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior. Conocieron en primera persona el modelo cooperativo y agroalimentario canadiense y establecieron contactos con potenciales clientes. Además, los representantes del cooperativismo agroalimentario andaluz promocionaron sectores claves como el aceite de oliva, las frutas y hortalizas, los cereales o los productos de la ganadería extensiva, entre otros.

En concreto, mantuvieron encuentros con cooperativas, distribuidoras y organizaciones homólogas como son Ontario Investment & Trade Centre, Ontario Co-op Association (OCA) y Conseil de la Coopération de l’Ontario (CCO). Asimismo, visitaron cooperativas como la hortofrutícola Vineland, con más de un siglo de historia, cuyos agricultores producen melocotones, cerezas, uvas y peras; y Norfolk Fruit Grower’s Association, con una cuota del 12% de todas las manzanas producidas en el país.

Por otra parte, tuvieron contacto con grandes firmas distribuidoras canadienses, como fueron Ontario Food Terminal, el centro de distribución más importante de Canadá, conocido como la bolsa de las frutas y verduras; la Junta de Control de Licores de Ontario (LCBO), empresa gubernamental que vende y distribuye las bebidas alcohólicas en toda la provincia; Loblaw Companies, el minorista más grande del país, con un 26% de cuota de mercado; Bulk & Burn, cadena minorista con 265 puntos de venta de alimentos a granel; y el mercado público St. Lawrence Market, ejemplo de una tendencia creciente en Canadá que prioriza el comercio local.

La misión comercial internacional de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía a Canadá se completó con una visita a SIAL Canadá, una de las principales ferias del sector en Norteamérica, que ha cumplido este año su decimosexta edición, así como con la reunión mantenida con el consejero de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Toronto, Carlos Gómez García, quien les recomendó apostar por la exportación de productos de gama media-alta ligados a la salud y al mercado ecológico, tendencias en auge en el país americano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here