La organización agraria Unión de Uniones y la asociación Porc Libre han firmado un convenio de colaboración con el objetivo de cooperar en la mejor defensa de los intereses de los asociados de ambas organizaciones en el ámbito porcino y del conjunto del medio rural. De esta manera, Porc Libre pasará a ser entidad colaboradora de Unión de Uniones.

La Asociación Porc Libre agrupa a más de 35 explotaciones de cerdos de todas las comarcas del Pirineo (JacetaniaAlto Gállego, Sobrarbe, Ribagorza) y su reto es poder recuperar el valor de la producción familiar.

PORC LIBRE SE CARACTERIZA PORQUE SUS GRANJAS SON DE TRADICIÓN MÁS FAMILIAR Y TRADICIONAL Y NO PERTENECER A GRANDES EMPESAS

Los integrantes de esta asociación son propietarios de granjas que están implantadas en la montaña desde hace varias décadas y que son de carácter familiar. Otro rasgo de estas explotaciones es que desarrollan su actividad ganadera de la forma más sostenible posible, sin grandes concentraciones de animales, lo que evita algunos problemas, como el exceso de emisiones, de purines o de cadáveres.

Debido a la dedicación que necesitan este tipo de explotaciones libres, la mayoría de los ganaderos viven de forma regular en estas zonas de montaña. Por este motivo, la asociación ayuda a fijar población en el entorno y proporciona trabajo indirectamente a multitud de sectores que viven de su vinculación al desarrollo rural de la zona.

«Estamos muy contentos de haber firmado este convenio de colaboración para apoyar a la ganadería más familiar y tradicional», explica José Manuel de las Heras, Coordinador Estatal de Unión de Uniones. «A partir de ahora realizaremos acciones conjuntas para que este tipo de ganadería siga existiendo».

«Efectivamente, nuestras granjas se caracterizan por no pertenecer a empresas grandes. Es un modelo en desuso y nosotros queremos seguir fomentándolo», afirma Pilar Fumanal, presidenta de Porc Libre.