El incendio declarado este miércoles 10 en un almacén de paja próximo al núcleo de Fornillos, en las inmediaciones de Huesca, está controlado tras arrasar unas 400 hectáreas de terreno agrícola, aunque permanecen vigilando el perímetro tres cuadrillas terrestres y dos autobombas.

Durante la pasada noche se han llevado a cabo labores de apagado, vigilancia y control del fuego que se originó, por causas que se desconocen, en un pajar, han indicado a Efe fuentes del Gobierno de Aragón.

El terreno calcinado por este incendio ronda las 400 hectáreas, la mayor parte zona agrícola ya cosechada, y unas treinta o cuarenta hectáreas de matorral.

El fuego comenzó a primeras horas de la tarde de y saltó en dirección a los campos próximos debido a la extrema sequedad del terreno y al viento reinante en la zona.