Los precios medios mayoristas del trigo blando y del maíz mantuvieron la semana pasada su buena tendencia alcista mostrada en el arranque de diciembre, mientras que los de la cebada se recuperaron y los del trigo duro cayeron.

Según los datos difundidos este lunes por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe), correspondientes a la semana 50 (del 9 al 15 de diciembre), el precio del trigo blando alcanzó los 197,97 euros/tonelada, lo que supone una subida del 0,42 % respecto a la semana anterior.

En cuanto a la cebada, el precio medio mayorista se recuperó levemente tras la bajada de la semana anterior en un 0,02 %, con 179,53 euros/tonelada.

El precio del maíz volvió a repetir su buena tendencia y subir respecto a la semana anterior, en esta ocasión un 0,14 %, con 178,14 euros/tonelada, y el del trigo duro sufrió un retroceso del 0,07 %, con una media de 253 euros/tonelada.

Para la cebada de malta, los mayoristas estimaron la misma cotización de la semana precedente, fijada en 188,80 euros/tonelada.

Desde enero de 2019, el precio medio mayorista de la cebada ha descendido un 6,38 %; el del trigo blando, un -2,01 %; y el del maíz, un -1,98 %; el del trigo duro, por el contrario, acumula un alza del 23,72 %.

En el segmento de proteínas y subproductos, la cotización de la soja mantiene el mismo nivel de comienzos de año (330 euros/tonelada); la de la colza sigue acumulando un recorte del -9,84 % (254 euros/tonelada, en enero); y la de la pulpa del -10,38 % (212 euros/tonelada, en enero).

La cotización de la cascarilla ha retrocedido un 22,05 % respecto a la registrada al inicio del año, cuando era de 195 euros/tonelada, y la de pipa de girasol ha repuntado un 7,25 % en comparación a la de primeros de 2019 (345 euros/tonelada).