Con la que está cayendo, con toda Europa (y medio mundo) afectado por el coronavirus y con la agricultura y ganadería de todos estos países siendo el sustento agroalimentario de toda la sociedad, a pesar de los problemas que están pasando algunos de estos sectores, hay quien no solo parece penar en otra cosa, sino en recortes y exigir aún más al sector primario. EAsí, según se ha sabido ahora, el Tribunal de Cuentas Europeo ha recomendado a la Comisión Europea (CE) que aproveche el periodo transitorio de la Política Agrícola Común (PAC) de 2021 para abordar los desafíos climáticos y medioambientales relativos al Pacto Verde y mejorar la medición del rendimiento.

En un dictamen que este miércoles 1 publica el Diario Oficial de la Unión Europea sobre la propuesta de medidas transitorias de Bruselas, recuerda que la CE ha puesto como objetivo pasar de un modelo de aplicación de la PAC basado en el cumplimiento a uno basado en el rendimiento con arreglo a los planes estratégicos de cada país.

El Tribunal concluye que la propuesta de Reglamento de transición de la Comisión cumple la finalidad de continuar financiando la PAC durante el período transitorio de conformidad con los importes establecidos en las propuestas para la PAC posterior a 2020.

En este sentido, el dictamene hecho público por el Tribunal  de Cuentas constata que la propuesta de Reglamento de transición afecta a varios aspectos de la PAC, como la ampliación de los programas de desarrollo rural y sus compromisos plurianuales correspondientes a la ambición medioambiental y climática, a los mecanismos de evaluación, y al calendario de los créditos de pago.