Las organizaciones agrarias han asegurado que tomarán todas las medidas necesarias para que los temporeros trabajen en condiciones seguras en sus explotaciones y se evite el contagio de coronavirus, según han declarado este lunes a Efeagro representantes de ASAJACOAG y UPA., a la vez que defienden una vacunación a los temporeros cuando hayan finalizado las de las personas vulnerables.

El director de Asaja, Juan José Álvarez, ha manifestado que los empresarios agrícolas están poniendo «todas las medidas para los trabajadores, como se hizo el año pasado» y los protocolos de seguridad, «con el coste añadido», para que no haya problema de contagios, incluidas pruebas de detección de la enfermedad.

Las organizaciones agrarias esperan que se pueda vacunar el mayor número de personas posible frente a la covid-19.

Álvarez ha rechazado las afirmaciones recientes de representantes sindicales de UGT y CCOO, quienes pidieron al Gobierno y a los empresarios que «no se repita la situación de las campañas agrícolas de 2020» y solicitaron que propicien «condiciones laborales y alojamientos dignos a los temporeros».

El director de Asaja ha remarcado que cuando los empresarios agrícolas «contratan trabajadores de otro lugar de procedencia» les proporcionan alojamientos «dignos», de acuerdo con el Ministerio de Trabajo y en el marco del diálogo social, y ha negado que el año pasado el sector provocara un «efecto llamada», como han apuntado los sindicatos.

«El año pasado tuvimos que hacer milagros, cuando no encontramos mano de obra y no pudimos acudir al pueblo de al lado a contratar gente; no se puede demonizar a los empresarios de un sector esencial que ha proporcionado alimentos», ha añadido.

En relación a los asentamientos ilegales, ha indicado que el origen no es el trabajo temporero en el campo, sino inmigrantes que vienen sin permiso, por lo que a su juicio «no se debe culpar» al empresario agrario, sino buscar una solución, que corresponde a los ministerios de Interior o de Inclusión.

VEN «FENOMENAL» LA POSIBILIDAD DE VACUNACIÓN DE LOS TEMPOREROS, PERO NO LO VE POSIBLE «SIENDO REALISTA» POR EL «RITMO DE VACUNACIÓN»

El responsable de Fruta de COAG, Óscar Moret, ha valorado acciones como la del Gobierno de Aragón, para que los productores hagan previsiones de la mano de obra que les hará falta y detallen los alojamientos.

Esta previsión, para Moret, permite «no tener a más gente de la cuenta» viviendo en zonas rurales y precisar la localización para facilitar el rastro de posibles contagios, en caso de que se produzcan.

Desde COAG, ven «fenomenal» la posibilidad de una vacunación a los temporeros, pero no lo ve posible «siendo realista» y teniendo en cuenta el «ritmo de vacunación» en el país.

Por eso, Moret ha defendido peticiones «más reales» como «centros covid» en los que aislar a los temporeros positivos, para que no sigan alojados en viviendas con otros trabajadores.

En cuanto a las pruebas PCR, ha destacado que «no está de más» incluirlas en los protocolos de contratación de las empresas y las recomienda, asimismo, para los trabajadores inmigrantes que llegan al país, así como una cuarentena al llegar.

Desde la organización agraria UPA han señalado sobre la vacunación a los temporeros que deben tener prioridad» en el acceso a la vacuna, «una vez protegidos los más vulnerables».

Han insistido en que la labor que realizan los agricultores y ganaderos es «absolutamente esencial» al proveer de alimentos a «toda la sociedad», por lo que debe ser «protegida y tenida en cuenta», también a la hora de diseñar el proceso de vacunación.

UPA remitirá sus propuestas en esa línea al Ministerio de Sanidad, así como a las comunidades autónomas.