Las autoridades de Competencia han analizado el proyecto de estatutos que regularán el acceso a la profesión de los ingenieros agrónomos y han concluido que es demasiado restrictivo por exigir «de forma indirecta la colegiación obligatoria».

Así se desprende de un informe elaborado por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) divulgado este martes 9, en el que plantea que este tipo de requisito supone «una restricción a la libertad de empresa».

En opinión de sus técnicos, ante la falta de una norma con rango de ley que recoja esa exigencia de colegiación en este sector, sería recomendable «evaluar la adecuación» de estos requisitos y de otras «posibles restricciones a la competencia» para, en caso de no pasar el test, replantearse la regulación proyectada.

considera que las exigencias relativas a la formación incluidas en el documento complican «aún más el acceso a la profesión»

Competencia evaluó el proyecto de estatutos de los colegios profesionales de Ingenieros Agrónomos y de su Consejo General a petición del Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación.

INGENIEROS AGRONOMOS COMPETENCIA ESTATUTOS 3El organismo considera que las exigencias relativas a la formación incluidas en el documento complican «aún más el acceso a la profesión» de forma innecesaria.

«Estas restricciones reducen la oferta de servicios y bienes, limitan los incentivos de los profesionales a prestar servicios de mayor calidad e innovación, incrementan los precios para un mismo nivel de calidad y facilitan la aparición de acuerdos o prácticas concertadas restrictivas de la competencia y perjudiciales para el interés general», reza el informe, que no es vinculante.

A su juicio, estos estatutos implicarían que sólo podrían acceder a la profesión quienes posean el máster universitario oficial de Ingeniería Agronómica o los poseedores del antiguo título de Ingeniero Agrónomo, dejando fuera «a los restantes titulados, aun pudiendo estar cualificados» para ejercerla.