La UCCL ha denunciado ante la AICA que Alimerka utiliza la leche como producto reclamo, al regalar 6 briks por la compra de más de 20 en la sección de carnicería.

La organización lamenta que a menos de un año de la publicación de la Ley de la Cadena Alimentaria la distribución continúa banalizando los productos alimentarios e incumpliendo la ley de la cadena alimentaria.

No hace una semana que la Unión de Campesinos de Castilla y León denunció ante la AICA una presunta venta a pérdidas de carne de conejo detectada en los supermercados Alimerka ubicados en Castilla y León, cuando ahora nos encontramos que está misma distribución utiliza la leche como producto reclamo en su sección de carnicería indicando: “Por compra superior a 20€ en nuestra sección de carnicería GRATIS 6 briks de leche entera, semi o desnatada Alimerka de 1 litro”.

La organización recuerda que con la modificación de la ley de la Cadena alimentaria se pretendía impedir banalizar los alimentos con determinadas promociones como una de las vías para proteger al agricultor y al ganadero, el eslabón más débil frente a industria, distribuidores y el resto de operadores. «Pero desgraciadamente nos seguimos encontrando prácticas desleales, en la que ya no se oferta, sino se regala leche al consumidor».

Según establece la ley de la cadena alimentaria, para proteger la capacidad de comercialización de los productores primarios, los operadores que realicen la venta final de alimentos o productos alimenticios a consumidores no podrán aplicar ni ofertar un precio de venta al público inferior al precio real de adquisición del mismo.

La UCCL recuerda que la Ley de la Cadena alimentaria «no puede quedarse en papel mojado» y pide al Ministerio de Agricultura y a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) que haga cumplir la Ley de la Cadena en todos los eslabones y persiga estas prácticas de forma eficaz.

Mientras que el ganadero sigue movilizándose para reivindicar un precio justo por la leche para la supervivencia del sector, la distribución continúa haciendo caso omiso de lo que la normativa indica, banalizando el producto lácteo y haciendo que los ganaderos no cubran sus costes de producción, que están disparados.

De hecho, el viernes 5 de agosto la UCCL tiene programado realizar un acto de protesta en Ávila, frente a la distribución, en este caso en Mercadona ubicado en C/ Rio chico a las 12:00 horas, para reivindicar un precio justo y denunciar «cómo la falta de responsabilidad de las industrias y cadenas de distribución está condenando a miles de animales y provocando el cierre de las granjas de leche, arruinando a ganaderos, desmantelando el medio rural y poniendo en jaque el suministro de alimentos básicos a la ciudadanía».