La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha iniciado el primer abono de 3,4 millones de euros de las ayudas concedidas a agricultores andaluces dedicados al viñedo (2,1 millones de euros) y a profesionales del sector equino de Andalucía (1,3 millones de euros) afectados especialmente por las restricciones derivadas de la pandemia de Covid-19. En total, en los próximos días recibirán estas subvenciones más de 2.000 productores entre viticultores y ganaderos (más de 230).

Estos incentivos se suman a las ayudas puestas a disposición del sector en 2020 a través de la Medida 21 del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020 y que ya ha abonado el Gobierno andaluz. En total, estos incentivos han rozado los 33 millones de euros repartidos entre cerca de 11.150 agricultores y ganaderos y más de 300 pymes agroalimentarias como bodegas de vino, secaderos de jamones, paletas y embutidos, y centros de manipulación de flores y plantas ornamentales.

La consejera Carmen Crespo ha recordado el carácter «pionero» de la Junta de Andalucía en el proceso de articulación de estas subvenciones europeas de las que «se han podido beneficiar todas las regiones comunitarias gracias a la iniciativa del Gobierno andaluz, de quien partió inicialmente la propuesta de modificación del reglamento que finalmente aprobó Bruselas». «Teníamos claro que el sector agroalimentario necesitaba un apoyo urgente y propusimos un cambio en el PDR para poder ofrecérselo», ha explicado la titular del ramo en referencia a la puesta en marcha de un tipo de subvenciones que nunca antes había contemplado este programa de ayudas y que ahora cobrarán viticultores y ganaderos.

Crespo ha recordado la «agilidad de la Consejería de Agricultura a la hora de identificar los sectores agrícolas, ganaderos y agroindustriales que estaban padeciendo, en mayor medida, las graves consecuencias económicas que han acompañado a la crisis sanitaria» y que, por tanto, «eran potenciales beneficiarios de estas subvenciones dirigidas a darles liquidez en un momento especialmente complejo». Asimismo, la consejera ha puesto en valor «el esfuerzo de los técnicos del Gobierno andaluz para resolver y comenzar a abonar estas ayudas que se convocaron hace tan solo tres meses y cuyos recursos económicos ya están empezando a llegar a los agricultores y ganaderos».