El director gerente de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, Antonio Luengo, ha denunciado que «estos días» era «mucho más» el agua trasvasada al Levante que la del río Tajo, ya que se enviaban a Murcia 20 metros cúbicos por segundo y «el río estaba llevando en Toledo 15».

«Se está haciendo del río una cloaca insostenible», ha lamentado Luengo a preguntas de los periodistas sobre la situación de los embalses de cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, que se encuentran al 15,87 por ciento de su capacidad total y están por debajo del umbral mínimo no trasvasable de 400 hectómetros cúbicos.

Durante la inauguración de la conducción de agua Sagra Este-Toledo, el responsable de la Agencia regional del Agua, que es también alcalde de Villalba del Rey (Cuenca) -uno de los municipios ribereños-, ha criticado la «sangría ilegítima que se está produciendo» en Castilla-La Mancha con el agua trasvasada.

«No es solo un problema focalizado en los embalses de cabecera, se está matando la zona»

Para Luengo, es «doloroso ver cómo se está agotando la capacidad de desarrollo de aquella zona y se está impidiendo y agotando el Tajo».

«No es solo un problema focalizado en los embalses de cabecera, se está matando la zona para el desarrollo de otras zonas», ha criticado y, para ilustrarlo, se ha referido a las «espumas permanentes» y la «contaminación muy elevada» que puede verse en el Tajo.

Con todo, ha afirmado que lo que está ocurriendo con el agua trasvasada «incumple cualquier legislación, la Directiva Marco del Agua, la legislación española» y que el río Tajo «esté desembocando en el Mediterráneo es una afrenta a la racionalidad y la legitimidad», ha subrayado.

Por su parte, la consejera de Fomento, Agustina García, ha avanzado este jueves que la conducción Sagra Este (Esquivias)-Toledo “es una infraestructura de vital importancia para la capital regional y para una zona muy dinámica de la provincia, tanto desde el punto de vista demográfico como económico”, al tiempo que ha añadido que la nueva tubería “asegura al cien por cien que aunque haya una época de sequía o una avería grave, Toledo y la zona de La Sagra van a tener suministro de agua”.