El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, valoró las ayudas lácteas europeas aprobadas por la Comisión Europea para paliar la crisis de este sector, pero considera que la medida, además del vacuno de leche, debería beneficiar a los sectores ovino y caprino.

El consejero calificó de «necesario» el paquete de medidas por valor de 500 millones de euros, de los que 150 se destinarán al ‘paquete lácteo’, aunque matizó que las ayudas son necesarias, «no sólo para el vacuno de leche, sino también para otros sectores que atraviesan en estos momentos por situaciones de dificultad», informó la Junta en nota de prensa.

quiere que de los 350 millones de estas ayudas lácteas europeas que no están aún repartidos, una parte vaya a estos dos sectores

El consejero de Agricultura considera que «a Castilla-La Mancha nos interesa que, además de los 14,5 millones de euros que corresponden al vacuno de leche de España, se puedan beneficiar de esas ayudas otros sectores en crisis como el ovino y el caprino», una petición que el Ejecutivo regional ha trasladado al Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

AYUDAS LÁCTEAS EUROPEAS 2Así lo anunció Martínez Arroyo durante su visita a una explotación de ovino en Herencia (Ciudad Real), en la que explicó que, «de los 500 millones de euros que la Comisión Europea pone encima de la mesa, 150 van destinados al vacuno de leche, pero para la mayor parte de esos fondos, 350, aún no se ha decidido».

Además de trabajar con el Ministerio, el titular de Agricultura avanzó que, en unos 15 días, el Ejecutivo autónomo llevará al Consejo de Gobierno una ayuda específica para compensar a los ganaderos que están atravesando momentos de dificultad.

«Es una ayuda concreta para afrontar la crisis del sector lácteo en Castilla-La Mancha, que vamos a poner a disposición de los ganaderos de forma inmediata», señaló el consejero, que cifró en 250.000 euros las ayudas que tendrán incidencia directa en las explotaciones de Castilla-La Mancha.