El Gobierno de Castilla-La Mancha va a publicar esta primavera una nueva convocatoria de ayudas dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) para incentivar la incorporación de los jóvenes agricultores al campo que supondrá que, al finalizar la legislatura, se pueda contar con “2.500 nuevos emprendedores en la región; el doble de la cifra más alta alcanzada” hasta el momento.

Así lo ha anunciado este lunes 12 en Toledo el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien, acompañado por el director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, ha dado a conocer el logotipo identificativo ganador del concurso para el programa de incorporación de jóvenes a la agricultura que va a servir para difundir la labor de este colectivo con una imagen “moderna” que se mostrará en todas las acciones y medios relacionados con el programa.

Estará dotada de 50 millones de euros

Según ha informado, con esta nueva convocatoria que llegará de manera “inminente, esperamos llegar a un número similar de jóvenes que inviertan en la región». Para ello, estará dotada de 50 millones de euros, al igual que la anterior línea de ayudas lo que supondrá un total de 100 millones de euros de recursos públicos consignados, “tres veces más que en cualquiera de las legislaturas anteriores” para favorecer el relevo generacional en el campo con la llegada de jóvenes al sector.

Actualmente, ha explicado, se están desarrollando las bases, que podrían estar finalizadas en el mes de abril. Al igual que en la anterior convocatoria, gracias a la que se ya han incorporado al medio rural 1.218 jóvenes, se van a priorizar de nuevo aquellos proyectos presentados por las mujeres y aquellos de titularidad compartida que contarán con un total de 10 puntos, la mitad de los puntos requeridos, ha indicado.

En este sentido, Martínez Arroyo ha puesto de manifiesto, la importancia de visibilizar la figura de la mujer en el campo resaltando que el 25 por ciento de los proyectos presentados por jóvenes agricultores en la región hasta ahora lo son de mujeres, llegándose a multiplicar por cuatro aquellos de titularidad compartida, recordando que en Castilla-La Mancha se elaborará el  Estatuto de las Mujeres Rurales con rango de ley, una “cuestión de justicia social”.