El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha anunciado en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha que el Gobierno regional va a aprovechar la posibilidad de ampliar el presupuesto de 22 a 50 millones de euros “para atender a todos los jóvenes que quieren ser agricultores y ganaderos y que cumplan los requisitos”. Una posibilidad contemplada en la Orden de Incorporación de Jóvenes publicada el 6 de junio de 2016, en previsión de una alta demanda que “ha superado todas las expectativas” con 1.800 expedientes que se están revisando en estos momentos, procedentes de jóvenes que quieran ser agricultores y ganaderos en Castilla-La Mancha, con el Gobierno del presidente Emiliano García-Page.

Martínez Arroyo ha manifestado que todos los expedientes de jóvenes que solicitaron la ayuda para ser agricultores o ganaderos en 2016 “van a ser resueltos favorablemente -lógicamente los que cumplan- y van a tener la cobertura del Gobierno regional”.

Además, ha recordado que la Consejería de Agricultura ha ampliado el presupuesto del Programa de Desarrollo Rural (PDR) para los jóvenes y “no solo ha publicado una convocatoria en la que se puede ampliar el crédito”, la que ha anunciado hoy; sino que, inmediatamente, “va a sacar otra convocatoria en cuanto se resuelva esta”. Es decir, va a tener siempre abierta una convocatoria para jóvenes, va a priorizar siempre a las mujeres y a los proyectos de titularidad compartida.

Y es que la Orden de Incorporación de Jóvenes a la Agricultura tiene como criterios de prioridad a las mujeres y la titularidad compartida, motivo por el cual la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) ha felicitado a este Gobierno. Otro de los criterios de prioridad cambiados por el actual Gobierno es el de priorizar a los jóvenes con menos renta, “lo contrario de lo que sucedía con el Ejecutivo anterior”, ha señalado el consejero.

UPA CLM aplaude la decisión del Gobierno regional porque «solucionará todos los expedientes»

Por su parte, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, ha valorado positivamente la noticia del consejero al respecto del incremento de la dotación presupuestaria del año 2016 de ayudas de incorporación de jóvenes. «Un incremento que solucionará todos los expedientes que se solicitaron y cumplían las condiciones exigidas», según la organización.

La UPA en la región había apostado de manera decidida por esta orden de incorporación a jóvenes, de manera que ahora entienden que «se trata de una más que notable noticia» así como que se incremente la partida presupuestaria.

Esta opción surge de la Orden de Incorporación de Jóvenes a la Agriucltura de junio de 2016. La Unión de Pequeños Agricultores reconoce que era consciente de que se iban a superar las expectativas, de ahí que se vea con buenos ojos la revisión de expedientes para permitir que todos entren.

Esta orden recoge ayudas a la creación de empresas para los jóvenes agricultores o ganaderos, destinadas a hombres y mujeres de entre 18 y 40 años que se instalen como titulares por primera vez de una explotación agraria que alcance la condición de prioritaria en el momento de finalización del expediente, que cuenten con la capacitación y formación adecuadas y ostenten el control efectivo sobre la misma.