El Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha varias iniciativas que beneficiarán al sector agrario en su conjunto pero a los jóvenes y las mujeres en particular, con nuevas ayudas y proyectos de titularidad compartida. Entre ellas, destaca la principal medida de la Consejería de Agricultura pactada con Asaja que es la convocatoria de ayudas a la Incorporación de Jóvenes con un aumento de crédito en esa línea del Programa de Desarrollo Rural (PDR) y su resolución antes de que acabase el plazo de la PAC.

En esta materia, el consejero ha hecho hincapié en que, además de los más de 1.170 jóvenes que se han incorporado -283 mujeres-, “hay 51 proyectos de Titularidad Compartida que van a empezar a gestionar 51 explotaciones agrarias en nuestra región”. Unos datos “muy positivos” de los que el consejero se ha mostrado “orgulloso” porque, tal y como ha explicado, “se han hecho las cosas con una línea clara para dar visibilidad a las mujeres e incentivar la Titularidad Compartida de las explotaciones agrarias en Castilla-La Mancha”.

En este sentido, “incentivar la Titularidad Compartida” es uno de los objetivos del Gobierno de Emiliano García-Page que apuesta por las explotaciones familiares agrarias, para visibilizar el trabajo de las mujeres rurales agricultoras, fijar población en los pueblos y ayuda a luchar contra la economía sumergida. Por este motivo, según ha comentado el consejero, se han priorizado estos proyectos a la hora de seleccionar a los beneficiarios de las ayudas.