El Gobierno de Castilla-La Mancha ha anunciado que flexibilizará los requisitos para la ubicación de industrias en el suelo rústico, puesto que «muchos municipios donde puede haber proyectos que mejoren la competitividad del sector agrario no disponen de suelo industrial».

Este anuncio lo ha realizado el vicepresidente del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, que visitó varias empresas queseras en Villamayor de Santiago (Cuenca), tal y como ha informado el Ejecutivo castellanomanchego en un comunicado.

Así, Martínez Guijarro ha defendido que con la flexibilización de los requisitos para la ubicación de industrias en suelo rústico se conseguirá que las industrias «tengan más cerca el suministro de productos agrarios» y, al mismo tiempo, se contribuirá a la generación de empleo y al mantenimiento de la población en el medio rural.

las ayudas del Focal se aprobarán antes de final de año y volverán a estar abiertas al sector del vino

Asimismo, el vicepresidente del Ejecutivo regional ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha publicará antes de que acabe el presente año la convocatoria de ayudas al Fomento de la Calidad Agroalimentaria (FOCAL) con el objetivo de respaldar al sector en la mejora de infraestructuras y en la incorporación de nuevas tecnologías para competir en los mercados internacionales.

Esta convocatoria, que estará dotada con un presupuesto de 70 millones de euros, volverá a estar abierta al sector del vino, puesto que «nunca se debería haber dejado fuera un sector que forma parte de la columna vertebral de la industria agroalimentaria de la región».