«Un modelo de PAC que iguale a todos pero priorice a los profesionales». Es la apuesta que el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha desgranado en una entrevista en Castilla-La Mancha Despierta cuáles son las líneas que busca Castilla-La Mancha para la nueva PAC y ante la que ha dejado claro que “espero que haya consenso con el resto de comunidades autónomas y confío en alcanzar la unanimidad, pero no pasa nada si no se alcanza porque lo importante es aprovechar la oportunidad, partimos con la mano tendida pero entendemos que la actual PAC no ha sido todo la beneficiosa que tenía que haber sido”

Asimismo, ha defendido que desaparezcan los derechos históricos, que haya un proceso de convergencia de las ayudas para que todos cobren lo mismo si hacen lo mismo, pero priorizando a los profesionales, que haya un pago específico para los jóvenes y una discriminación positiva para las mujeres que se incorporen a la agricultura y que se establezca un límite de ayudas para las explotaciones más grandes.

El consejero de Agricultura también ha avanzado cuáles son las líneas generales de la futura Ley del Vino en la que trabaja el Gobierno de Castilla-La Mancha y que espera que esté en las Cortes regionales a finales de 2021 “porque queremos que llegue un texto consensuado con todos los sectores implicados en la elaboración e industria del vino”.

“La ley del vino es un trabajo más estructural que coyuntural que avanza para que haya unas reglas del juego claras y una apuesta por la calidad”, ha asegurado Martínez Arroyo, quien ha explicado que esta norma limitará por ley el grado de la uva en entrada en bodega, limitará el rendimiento de explotaciones para ir hacia la calidad y dará garantía de la trazabilidad del vino de las Denominaciones de Origen.

Además prevé la creación de una Interprofesional. “Sería una muy buena solución” ha indicado pero “necesitamos el acuerdo de todas las partes interesadas.

SE AMPLÍA EL PLAZO DE AYUDAS A JÓVENES AGRICULTORES Y GANADEROS HASTA EL 18 DE JUNIO E INSISTE EN QUE “LA CUENCA CEDENTE DEBE SER PRIORITARIA SOBRE LA RECEPTORA”

Francisco Martínez Arroyo también ha avanzando en CMM la a anunciado la ampliación del plazo de solicitud de ayudas para jóvenes agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha hasta el 18 de junio. El consejero ha puesto en valor este programa de ayudas “porque desde 2015 todos los jóvenes que cumplen los requisitos acceden a estas ayudas”.

El consejero de Agricultura ha puesto en valor las medidas anticovid puestas en marcha para los temporeros “que ya han funcionado porque el año pasado hubo menos problemas de los que se preveían”.

Y respecto a la puesta en marcha de la tubería manchega ha avanzado que “no es la única solución pero ayuda a resolver el problema” y se ha mostrado confiado en una solución satisfactoria para Castilla-La Mancha en los intereses del trasvase Tajo-Segura. “La clave es la cuenca cedente debe ser prioritaria sobre la cuenca receptora”, ha añadido Martínez Arroyo, que es consciente de que “será difícil alcanzar un acuerdo”. También ha avanzando que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se están replanteando cómo actuar jurídicamente ante nuevos trasvases, que hasta la fecha son recurridos.