El consejero de de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla La-Mancha, Francisco Martínez Arroyo, en respuesta a preguntas de los medios de comunicación, ha adelantado que en región se va a abonar el anticipo de la PAC a los agricultores y ganaderos en primer día hábil que pueda realizarse, a partir del 16 de octubre, tras la autoirzación de Europa a un adelanto del 70% de las ayudas al sector.

Así, ha indicado, que “volverá a ser la primera región de España en hacerlo”, más aún debido a la importancia que tiene que este dinero llegue lo antes posible a las cuentas de los beneficiarios, una aportación que se incrementa respecto a campañas anteriores y que supone la “mayor inyección de liquidez en un año normal en el ámbito de la economía”.

JARC PIDE A LA GENERALITAT CATALANA QUE AGILICE SUS PAGOS DE LA PAC

Pero mientras que en CLM se apuesta por el pago, en otras CCAA el punto de atención está en las peticiones de a los Gobiernos regionales para que agilicen estos pagos. La última en sumarse a esta lista ha sido Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC), que mostrado su confíanza en que este año el Departamento efectúe este pago a mediados de octubre para dar una inyección económica a las empresas agrarias para hacer frente a esta situación, y así se lo recordará a la consellera, Teresa Jordà, aprovechando su asistencia a la Fira de Sant Miquel, que tiene lugar entre el 30 de septiembre y el 3 de octubre en Lleida.

En este sentido, insisten en la necesidad de abonar el anticipo de la PAC porqueque en los últimos meses se ha disparado el precio de la electricidad, lo que ha implicado que la factura del regadío sea un 50% más cara desde el mes de marzo. Por su parte, el gas ha influido en la subida del coste de los fertilizantes, y el combustible que utiliza la maquinaria agraria se ha encarecido un 11% desde principio de año.

Asimismo, a los ganaderos se les suma el hecho que las materias primas básicas para la alimentación animal (principalmente soja) ha aumentado sus cotizaciones un 60% durante el último año. En los últimos diez años el encarecimiento de los inputs ha estado de un 30%, según informó COAG.