La sequía está causando cada vez más estragos no solo en los cultivos sino en los sectores ganaderos, llegando a una situación que empieza a ser “alarmante” en Extremadura por la cuantía de las perdidas. UPA-UCE cifra en 131 millones de euros las pérdidas registradas en los sectores del ovino, caprino y vacuno; de los cuales 55 millones de euros corresponderían al vacuno y 76 al ovino y caprino.

“Esto deja en una situación muy complicada a todas las explotaciones afectadas porque tendrán que asumir, inevitablemente, las pérdidas que se seguirán produciendo en los próximos meses”, mantiene el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

Frente a esto, desde la organización lamentan que el seguro de sequía en pastos declaró como no indemnizables las comarcas de Badajoz, Alburquerque, Mérida, Olivenza, Coria y Brozas, zonas que están atravesando una situación muy grave al igual que las que se incluyeron como afectadas.

Critican que el seguro de sequía en pastos no está funcionandoy que esta situación debe corregirse con “carácter inmediato”

Además, el nivel de sequía que se marca no refleja la realidad de las explotaciones ya que los ganaderos no han dejado de suplementar a los animales en lo que llevamos de año y, sin embargo, esto no se ve reflejado en los datos aportados por Agroseguro. “Las indemnizaciones no llegan ni tan siquiera a cubrir el coste que ha pagado el ganadero por el seguro ni en las comarcas que se dan como las más afectadas”, explica Huertas.

Por esto, desde UPA-UCE denuncian, y así lo han hecho a las administraciones tanto a la Junta como al Ministerio, que el seguro de sequía en pastos no está funcionando correctamente y que esta situación debe corregirse con “carácter inmediato, porque son las administraciones quienes nos animan a asegurar pero ahora nos encontramos con que se mira para otro lado y no san soluciones a las pérdidas registradas».

“Nosotros estamos convencidos de que el seguro agrario es el único paraguas que tiene el ganadero para hacer frente a la adversidad, pero debe servir para dar una respuesta real al problema. Si el seguro no da sequía este año, no la va a dar nunca”, destaca Huertas.

Estamos a la espera de conocer los datos del mes de mayo y, si no se corrige esta situación y el seguro sigue sin reflejar fielmente la gravedad de la sequía que atraviesan las explotaciones ganaderas, desde UPA-UCE convocaremos actos de protestas porque “no podemos consentir que los ganaderos estén asegurando y sean los únicos que asuman las perdidas por la sequía”.

(Foto principal: UPA-UCE)