El Grupo de Riego y Nutrición del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX) ha editado un Manual Práctico de Riego de Cerezo en base a los resultados de varios proyectos, realizados por este centro.

Son proyectos sobre optimización de recursos hídricos en el cultivo de la cereza en el Valle del Jerte, mejoras agronómicas para un cultivo sostenible y estudios de riego en precosecha y poscosecha.

Entre las recomendaciones de este Manual Práctico de Riego de Cerezo, se aconseja evitar el estrés hídrico durante el periodo previo a la cosecha y reducir el agua de riego tras la recolección con una estrategia de riego deficitario controlado (que cubra al menos el 25% de las necesidades totales de agua).

Según los estudios de CICYTEX, el beneficio que aporta esta estrategia es un uso eficiente del agua de riego de forma que se utiliza el agua en momentos de mayor abundancia en esta zona y se hacen aportes reducidos cuando el agua es más escasa. Siguiendo estas directrices se consigue controlar el crecimiento vegetativo o vigor de los árboles lo que facilitará las operaciones posteriores en el cultivo, como son los trabajos de poda, mejorando la producción de la campaña actual y la posterior.

En el Manual se destaca la importancia del inicio de la campaña de riego, ya que hay que evitar que los árboles padezcan estrés hídrico en la fase de precosecha. Aunque puede ser muy variable entre años, dependiendo de la lluvia, debe iniciarse, como mínimo, 20 o 30 días antes de la fecha prevista de recolección.

La aplicación de riego en la última etapa de crecimiento de la cereza en el árbol, permitirá aumentar el calibre de la cereza y se reducirán los problemas de pedúnculos (rabos) deshidratados.

Debido a la configuración arenosa de los suelos del Valle del Jerte, con baja capacidad de retención de agua, es recomendable realizar riegos frecuentes y homogéneos. El riego localizado por goteo es el más apropiado para estas condiciones.

Contenido del manual

Este Manual Práctico de Riego de Cerezo recoge buenas prácticas adaptadas a las condiciones de cultivo del Valle del Jerte. Explica cómo se tiene que realizar el cálculo de las necesidades hídricas del cerezo y las herramientas existentes.

También contiene diversos ejemplos de cómo aplicar estos cálculos para programar el riego en las parcelas, en plantaciones jóvenes y adultas, diferenciando variedades tempranas-medias (aquellas que se recolectan en el Jerte en el mes mayo) y variedades tardías (cuya recolección tiene lugar en los meses de junio y julio).

La aplicación de una estrategia de riego deficitario controlado permite realizar un control efectivo del vigor de los árboles mediante un aporte menor de agua de riego. El éxito de esta técnica depende del momento y la duración del riego adecuados para conseguir un estrés hídrico moderado en el árbol, pero nunca severo.

Se recomienda una estrategia diferente en precosecha y en postcosecha.

(Foto principal: Archivo)