Unos 1.000 viticultores de Castilla-La Mancha, con una media de tres hectáreas cada uno de ellos, recibirán más de 25 millones de euros «para mejorar la rentabilidad de sus explotaciones» después de que se hayan firmado las resoluciones de ayuda para la reestructuración del viñedo de la campaña 2022.

Así lo ha asegurado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, este jueves momentos antes de la comida de campaña de vendimia organizada por la cooperativa ‘Virgen de las Viñas Bodega y Almazara’, de Tomelloso (Ciudad Real).

El consejero ha hecho un llamamiento a los viticultores para que, a través de sus organizaciones agrarias o entidades colaboradoras, pidan el anticipo de la ayuda para la reestructuración del viñedo antes del 30 de este mes, para poder ejecutar «satisfactoriamente» todo el presupuesto asignado para la región y que, así, la comunidad reciba más fondos públicos para el viñedo.

LA CAMPAÑA SERÁ MÁS CORTA DE LO PREVISTO CON 19,5 MILLONES DE HECTOLITROS DE VINO Y MOSTO

Martínez ha destacado, además, que el 5% de la economía regional «depende de este momento del año que llamamos vendimia«, ya que hay 85.000 familias detrás del viñedo, ha calculado.

Al respecto, ha explicado que esta campaña va a ser previsiblemente más corta de lo anunciado por Cooperativas Agro-alimentarias en días pasados, con 19,5 millones hectolitros de vino y mosto, lo que la convierte en «la más reducida de los últimos 20 años», y con menos existencias que otros años, que «nos hace pensar en una vendimia rentable para todos», ha añadido.

El titular de Agricultura ha incidido, además, en que desde el Gobierno regional se trabaja «para todos», cooperativas, bodegas, particulares, «pero, sobre todo, para los viticultores que son el eslabón más importante de la cadena sin los que no se puede vender el vino» que llega ya a 150 países del mundo.