En una carta dirigida al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, la Fundación Savia, presidida por Francisco Casero, explica, de forma literal que “la sequía crónica que sufren numerosas comarcas de Andalucía se convierte en un enorme reto para las mujeres y hombres que en ella viven y trabajan. Los sectores que dependen de la cantidad y buena frecuencia de las lluvias como la agricultura y la ganadería ven peligrar su continuidad por falta de viabilidad técnica, económica y humana. Estas son consecuencias también del Cambio Climático que ya sufre Andalucía”, por lo que pide una mayor implicción de la administración andaluza en ayuda y defensa de la ganadería extensiva.

El sector de ganadería extensiva requiere especial atención. A pesar de ser un sector esencial en diversas comarcas andaluzas, en muchas de ellas, la única actividad que el clima y el terreno permite sufre, en la práctica un abandono que nos resulta incomprensible, inasumible. Más allá de los productos de calidad que nos aportan, la ganadería extensiva cumple una función social básica, y además, aportan toda una serie de bienes comunes (agua, aire, paisaje, prevención de incendios, fomento de la biodiversidad) que son imprescindibles para todos.

Otros territorios como Castilla y León habilitando una línea especial de ayudas para infraestructuras ganaderas, Baleares, aportando comida en época de escasez, ya la han puesto en marcha. Extremadura y Castilla La Mancha han anunciado que pondrán medidas en marcha en breve. Sin embargo, explica la Fundación Savia, “echamos muy en falta medidas claras del gobierno andaluz de respaldo al sector ganadero de extensivo”.

Ante la ausencia de respuesta de la consejera responsable del sector, Carmen Crespo, la Fundación Savia se ha dirigido al presidente de la Junta de Andalucía. “Es hora de poner en marcha medidas claras y contundentes en defensa de la ganadería extensiva”.

Entre las medidas propuestas por la Fundación Savia se encuentra: una línea de incentivos para la construcción de balsas, canalizaciones y otras instalaciones ganaderas, la creación de una Mesa de la Ganadería Extensiva de Andalucía compuesta por representantes del sector y expertos, del sector público y privado.

Una Mesa de trabajo que funcione de forma ágil y eficaz en la búsqueda de soluciones a los problemas estructurales de este sector; llevar a cabo una actualización de la situación real de las explotaciones ganaderas de extensivas adaptadas a la realidad de cada comarca. Una labor que puede desarrollarse de forma fehaciente y eficaz gracias a la red de Oficinas Comarcales Agrarias de su consejería; o, incluir en las concesiones de agua la posibilidad de que los recursos hídricos puedan ser destinados a usos ganaderos dado que existe la paradoja de que muchos ganaderos no disponen de agua a pesar de contar en lugares cercanos con reservas y embalses de agua.

En el otoño de 2019, en colaboración con Diputación de Huelva y Mancomunidad de Municipios de Beturia, la Fundación Savia se vió abocada a repartir agua en cisterna a numerosas explotaciones ganaderas. “Tenemos que poner los medios para evitar que estas situaciones dramáticas puedan volver a producirse”, explica Casero.