El presidente de la sociedad asturiana de cazadores «El Avellano» de Pola de Allande, Fernando Gómez, ha denunciado un ataque de lobo sufrido durante una cacería en la zona del puerto del Palo el pasado domingo, a plena luz del día.

Relata que sobre las cuatro de la tarde los cazadores, de la peña El Tronquín, comenzaron a escuchar los alaridos de uno de los perros de la cuadrilla y cuando llegaron a la zona de la que procedían los quejidos ya solo se encontraron con los restos del perro y su collar. «Estamos seguros de que fueron varios lobos, en poco tiempo atacaron y sólo quedó la cabeza del perro, además en esa zona había muchos excrementos de lobo», explica a D. Alvarez en ine.es.

Asegura que es alarmante la cantidad de lobos que se encuentran en esa zona. «Nos están invadiendo, la caza de jabalí y corzo se ha reducido en un 50 por ciento y los ganaderos también están muy quemados por las numerosas pérdidas que tienen», afirma.

Por ello, pide a la Consejería de Desarrollo Rural más control sobre la especie y que se permitan realizar batidas a los cazadores de la zona.

(Foto de Archivo de un grupo de lobos en Asturias)