La Generalitat de Cataluña activará este sábado 1 de julio el sistema informático e-Spriu, un programa para la recaudación que se estrenará con el impuesto de bebidas azucaradas, dijeron a EFE fuentes del Govern. Los contribuyentes afectados por dicho tributo a las bebidas azucaradas podrán desde mañana y hasta el 20 de julio hacer la correspondiente liquidación de forma telemática.

El nuevo sistema informático, tras una fase de prueba, ya está totalmente listo, dijeron las fuentes, y sería capaz de recaudar todos los impuestos que pagan los catalanes, incluso los que ahora están en manos del Estado.

La idea de la Generalitat es que se vayan incorporando progresivamente a este sistema informático los nuevos impuestos creados por el Govern, como la tasa turística, que ahora se liquidará semestralmente, o bien el llamado impuesto catalán a los activos improductivos, que grava bienes de lujo que están a nombre de personas jurídicas pero que no se usan para actividades económicas, sino con fines particulares.

El mismo camino seguirán la nueva versión del impuesto a las grandes superficies y el que gravará a los vehículos contaminantes. La puesta en marcha de este nuevo sistema informático supone un impulso a la Agencia Tributaria de Cataluña, el embrión de la Hacienda catalana que impulsa el Govern.

El secretario de Hacienda del Govern, Lluís Salvadó, ha explicado en varias ocasiones que, a diferencia del sistema anterior, el G@udí, el nuevo sistema, desarrollado por IBM y T-Systems, está diseñado para impuestos periódicos, de grandes censos de contribuyentes y, en definitiva, para recaudar cualquier tipo de impuesto.

El nombre de e-Spriu es el acrónimo de Serveis i Processos per a la Relació Integral amb l’Usuari Tributari (Servicios y procesos para la relación integral con el usuario tributario).

Por otra parte, el 1 de septiembre la Generalitat prevé asumir la gestión de los impuestos cedidos, esto es, del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y del de Transmisiones Patrimoniales.