La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de Castilla y León ha abonado, en dos meses, en ayudas directas procedentes de la Política Agrícola Común (PAC) más de 813 millones de euros a 63.609 agricultores y ganaderos de la Comunidad.

Los pagos de las ayudas directas de 2020 se iniciaron el pasado 16 de octubre y, a mediados de diciembre, ya se han abonado el 95% de los importes de todas las líneas de ayuda directa posibles en los porcentajes que el FEGA ha establecido.

OCHO MILLONES DE EUROS MÁS EN EL PRIMER TRIMESTRE DE 2021 Y LIQUIDACIONES FINALES DE LOS PAGOS

En diciembre de 2020, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha transferido a la cuenta de esos 63.748 agricultores y ganaderos de la Comunidad más de 209 millones de euros correspondientes a las ayudas vinculadas a superficies, entre las que se encuentran el pago básico, el complemento del pago verde y la ayuda directa y específica a jóvenes agricultores, de todas ellas se ha abonado ya el 95%. Asimismo, se ha ingresado ya el 95% del régimen simplificado de pequeños agricultores y el 90% de los pagos asociados a los cultivos de proteaginosas y leguminosas, oleaginosas, legumbres de calidad y remolacha.

También se han transferido ya en dos meses el 90% de las ayudas vinculadas a sectores ganaderos como el vacuno de leche, las vacas nodrizas y el ovino caprino.

Castilla y León, una vez más, será la única Comunidad Autónoma de España que ha pagado todas las líneas de ayudas directas posibles con el nivel más alto de ejecución.

Cabe señalar que, en el primer trimestre de 2021, se efectuarán los pagos relativos a las ayudas asociadas al vacuno de cebo por un importe estimado de ocho millones de euros y, antes de que finalice el primer semestre del próximo año, se ejecutarán las liquidaciones que resulten de los porcentajes hasta ahora retenidos del 5% del pago básico, pago verde y de las ayudas directas a jóvenes, así como del 10% de las diferentes ayudas asociadas tanto a los sectores agrícolas como ganaderos.