Los ganaderos de Castilla y León verán bonificada en un 95% la tasa por prestación de servicios veterinarios hasta el 31 de diciembre de 2025 a través de una modificación legislativa que han presentado este martes en el Parlamento autonómico el PP y Vox. Tendrá un impacto económico de dos millones para las arcas autonómicas y los potenciales beneficiados.

La proposición de ley de ambos grupos presenta un artículo único en el que se establece esa bonificación tributaria, que modifica lo establecido en la Ley de Tasas y Precios Públicos de Castilla y León, vigente desde 2001, a la vez que incluye una disposición adicional única para prorrogar a los ejercicios 2024 y 2025 la bonificación de la cuota de las tasas por licencias de caza clase A y B y por la licencia de pesca.

En este segundo asunto, el portavoz del PP, Raúl de la Hoz, ha reconocido que tiene menor impacto al estar vigente ya una gratuidad en la prestación de servicios veterinarios que se extiende durante 5 años para quienes solicitaron la bonificación en este 2023, por lo que únicamente beneficiaría a quienes no lo solicitaron.

Junto a De la Hoz ha presentado la iniciativa el portavoz parlamentario de Vox, Carlos Menéndez, quien ha incidido en la «urgencia» de aprobar una normativa que beneficiará a un sector como el ganadero en medio de una crisis de precios y costes de producción, junto a los efectos de la sequía, que amenaza buena parte de las explotaciones existentes.

La previsión es que el debate de esta iniciativa llegue en el Pleno de las Cortes del 16 y 17 de octubre, aunque De la Hoz ha negado que esta tramitación urgente pueda vincularse con una posible decisión del Gobierno autonómico de prorrogar las Cuentas de 2023 para 2024.

«En absoluto», ha zanjado el portavoz del PP, quien ha recordado que el pasado año también fue aprobada una iniciativa de rebajas fiscales desvinculada de la conocida como ley de acompañamiento de los Presupuestos que también fueron presentados.