El presidente del Foro Nacional de la Patata, José Ramón Aguado, calcula que el cultivo de la patata en Castilla y León -la primera comunidad autónoma productora- aumentará en total entre un 10 y un 15% respecto a la pasada campaña, en la que se registraron precios de origen “récords”.

En declaraciones a Efeagro, Aguado, que también preside la Asociación Nacional de Almacenistas de Patata (Asonal), ha apuntado que las previsiones actuales sitúan el cultivo de la patata astellanoleonesa por encima de las 20.000 hectáreas.

Ha precisado que la cifra real se sabrá con “los datos fehacientes que se obtienen de las declaraciones de la Política Agrícola Común (PAC), cuyas solicitudes han de presentarse como muy tarde el próximo 15 de mayo y a las que está sujeta la patata pese a no recibir ayudas.

Recomiendan que se escalone el arranque para que no se concentre en julio toda la oferta de media estación

Las últimas estadísticas de la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León (febrero 2017) prevén una superficie de 6.087 hectáreas de patata de media estación para 2017, un 20,02 % más respecto a las 5.579 ha correspondientes a 2016, una cifra a la que se sumaron el pasado año otras 14.292 ha de patata tardía.

El presidente regional y nacional de la sectorial de la patata de Cooperativas Agro-Alimentarias, Jesús Carrión, ha coincidido con esa previsión de aumento del el cultivo de la patata en torno al 20% para la superficie de patata de media estación cuya siembra ya ha finalizado y que principalmente se reparte entre las provincias de Salamanca y Valladolid.

Sin embargo, cree que el cultivo de tardía, que se cosechará en septiembre y octubre, se mantendrá en los mismos niveles que en 2016.

Carrión, que también ha achacado a los buenos precios de las dos últimas campañas la mayor apuesta por este cultivo, ha recomendado que los productores escalonen el arranque para que no se concentre en el mes de julio toda la oferta de media estación, con la consecuente caída de precios.

En cuanto a la aparición de la polilla guatemalteca en patatas de Galicia y Asturias, ha coincidido con Aguado en que los productores tienen que estar “muy concienciados de la gravedad” de que esta plaga se propague por Castilla y León.

Siguen los problemas para cerrar una Interprofesional que represente al productor mientras se acaba el plazo

“No hay que crear alarma, pero sí conseguir que todo el mundo esté informado de que hay que evitar traer en coche y sin ningún control patata desde Galicia para preparar unos cachelos”, ha puesto como ejemplo.

Para ello, ha avanzado que la Mesa Regional de la Patata de Castilla y León tiene previsto impulsar la divulgación de información a productores y consumidores a través dípticos y con la celebración de una jornada a finales de junio.

Respecto a la organización interprofesional regional de la patata que desde hace tiempo impulsa el sector y el Gobierno de Castilla y León, Carrión ha dicho que continúa el obstáculo de conseguir que la representatividad del sector productor alcance el 51%, un porcentaje ampliamente superado en la parte industrial.

El pasado 1 de febrero la Mesa Regional, bajo la presidencia de la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, estableció el 15 de mayo como fecha tope para avanzar de manera definitiva en la interprofesional del sector.

El precio medio nacional de la patata llegó a rozar en origen los cuatro euros/100 kg al inicio de 2015; en marzo de 2016 consiguió un máximo de 58,18 euros/100 kg, cifra que ya se ha superado en el mismo mes de 2017 (58,24 euros/100 kg), según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here