La Junta de Castilla y León interpondrá un recurso de casación contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJCYL) sobre la regulación de las especies cinegéticas que, al no ser firme, no impedirá que la administración autonómica publique antes del 30 de junio la orden anual de caza.

Por razones de seguridad jurídica, el Gobierno regional publicará la orden anual para garantizar el aprovechamiento sostenible de la fauna silvestre, así como los rendimientos que la actividad cinegética reporta al medio rural y al resto de la comunidad autónoma, han informado fuentes del Ejecutivo.

Para evitar problemas, la Junta ajustará la normativa DE CAZA a los criterios de la sentencia

No obstante, ante la previsión de que el fallo sea firme, la Junta ajustará la normativa  de caza a los criterios de una sentencia que estima parcialmente la demanda interpuesta por la Federación Ecologistas en Acción contra el decreto de la administración autonómica, aprobado en abril de 2015, que regula la conservación de las especies cinegéticas.

La sentencia, por otra parte, desestima la demanda planteada en cuanto al concepto de especies cinegéticas dado que el decreto las define de modo similar al recogido en la Directiva Aves aprobada en 2009 por el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo, relativa a la conservación de las aves silvestres.

Ha desestimado también las pretensiones de nulidad referentes tanto al concepto de periodo de reproducción de las aves y regreso al lugar de nidificación o migración prenupcial, como a la definición de animal doméstico asilvestrado, por considerarse ajustadas a Derecho, según las mismas fuentes.