Como ayuda ante los graves daños que ha provocado la sequía este año en Castilla y León, los grupos del PP y el PSOE han acordado una enmienda para eximirles del pago en 2018 de las tasas de actividades agrícolas, aprovechamiento de pastos, hierbas y rastrojeras y por servicios veterinarios.

Se trata de una de las seis enmiendas transaccionales que han respaldado el PP y otros grupos de la Cámara, lo que en la práctica garantiza que saldrán adelante cuando, en el transcurso del pleno de presupuestos que entre este jueves y el viernes 23 se celebra en las Cortes regionales para aprobar las Cuentas de la Comunidad de 2017, esas propuestas se lleven a debate y votación.

El acuerdo determina que será aplicable una bonificación del cien por cien en la cuota tributaria» de las citadas tasas

En este caso, se trata de una transacción entre los grupos del PP y el PSOE que se debatirá en el debate de la ley de medidas tributarias y administrativas, la conocida como ley de acompañamiento de los presupuestos, que modifica la ley de tasas de la comunidad del 2001 e introduce bonificaciones para algunos casos en 2018.

En concreto «y con vigencia exclusiva para el 2018, será aplicable una bonificación del cien por cien en la cuota tributaria» de las citadas tasas.

En la motivación de la enmienda se plantean estas exenciones «excepcionales» como apoyo al sector agrícola y ganadero de la Comunidad tras los graves daños sufridos derivados de inclemencias meteorológicas.