La Consejería de Fomento y Medio Ambiente subvencionará hasta con 360 euros cada pastor eléctrico que los apicultores de Castilla y León instalen para proteger las colmenas de los osos, según las bases reguladoras de las ayudas conocidas este miércoles 22.

El sistema del pastor eléctrico se basa en unos cables de bajo voltaje que funcionan con batería y que provocan calambres a los osos cuando los tocan, lo que impide los ataques a las colmenas de abejas.

El máximo de pastores subvencionables será de diez por explotación apícola y se primará donde haya habido ataques de osos

Las ayudas se dirigen a los asentamientos colmeneros que se ubiquen en la zona de asentamiento del oso en Castilla y León, y sólo se subvencionará la adquisición de cada pastor eléctrico para explotaciones de al menos 40 colmenas, salvo que se trate de una explotación con un único asentamiento.

El máximo de pastores subvencionables será de diez por explotación apícola, y en los criterios de valoración se primará con tres puntos a los asentamientos que en los dos años anteriores hayan sufrido daños por ataques del oso pardo.

Estas ayudas se establecen para evitar agravios comparativos entre las colmenas que están en zonas con presencia del oso pardo y las que estén fuera, y para minimizar el daño que esa especie pueda causar a las explotaciones apícolas de la comunidad.

(Foto principal: Abejas en acción)