Castilla La Mancha ha acordado la ampliación del plazo de la solicitud única de la PAC hasta el 15 mayo de este año, en vez del 30 de abril como estaba fijado, para facilitar la gestión a las organizaciones agrarias, según ha anunciado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en declaraciones a los medios de comunicación al término de la reunión mantenida del Consejo Agrario; un foro este de debate en el que están presentes las organizaciones agrarias, (Asaja, COAG y UPA), Cooperativas Agroalimentarias, los sindicatos UGT y CCOO y la confederación de empresarios CECAM.

Asimismo, además de retrasar los plazos de la PAC hasta el 15 de mayo, el consejero ha trasladado este mismo jueves 25, además, el compromiso del Gobierno regional con los trabajadores del campo. Así, ha explicado que Castilla-La Mancha apoya que en la nueva PAC haya una condicionalidad laboral. O lo que es lo mismo, que no puedan cobrar las ayudas de la PAC los empresarios que vulneren los derechos de los trabajadores.

Y al respecto, ha añadido, Castilla-La Mancha, va a ser “extraordinariamente contundente” en este punto, porque “está por delante el cumplimiento de los derechos laborales y humanos por encima del cobro de la PAC”.

En este sentido, Martínez Arroyo ha resaltado que este tema está en discusión y “nuestra posición en clara: Queremos que haya una condicionalidad laboral para el cobro de las ayudas, porque, además, respaldará, ha dicho, el trabajo mayoritario de los empresarios que sí cumplen. Así ha sido trasladado ya por Castilla-La Mancha al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en el encuentro sectorial de la semana pasada.

Pese a la oposición de una parte del sector a esta medida, esta semana España ha apoyado, en la reunión que durante dos días ha mantenido el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) en Bruselas, a la Presidencia portuguesa para de cerrar los bloques relativos a los pagos directos y al Nuevo Modelo de Aplicación de la Política Agraria Común (PAC), que cada vez está más claro que recogerá la obligatoriedad de tener que cumplir los derechos laborales para poder cobrar el pago básico para alcanzar un acuerdo en el trílogo