La presidenta nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER)  ha sido reconocida con el Premio Nacional a la Conciliación de la Vida Familiar, Laboral y Personal y al Fomento de la Corresponsabilidad que cada año entrega la Fundación Alares para destacar a aquellas organizaciones, empresas y agentes sociales referentes en materia de conciliación y corresponsabilidad. En una gala que ha contado con la Presidencia de Honor de Sus Majestades los Reyes de España.

Con este galardón Alares reconoce la solidaridad y el compromiso que Carmen Quintanilla ha demostrado durante sus casi 20 años como parlamentaria en las Cortes de España donde hizo posible un día Nacional para la Conciliación y la Corresponsabilidad y tuvo un papel transcendental en la elaboración de leyes fundamentales para la igualdad como la Ley de Titularidad Compartida en las Explotaciones Agrarias; la ley del Estatuto de la Víctima del Delito o la ley Integral de Violencia de Género de las que fue ponente y fueron aprobadas con el acuerdo de los diferentes grupos parlamentarios.

Un compromiso por la igualdad que también demuestra como presidenta-fundadora de AFAMMER, organización no gubernamental pionera en la visibilización y defensa de los derechos de las mujeres rurales en todo el mundo, y que en 1982 se convirtió en la primera organización no gubernamental de familias y mujeres del medio rural en España.

La Fundación Alares también reconoce su defensa por los derechos humanos a nivel internacional como Parlamentaria en el Consejo de Europa y como miembro del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas.

IMPULSORA DEL DÍA NACIONAL PARA LA CONCILIACIÓN Y LA CORRESPONSABILIDAD

Su sensibilidad a los colectivos más vulnerables y su carácter social y solidario la han llevado a defender diversas iniciativas que han supuesto un gran avance en materia de conciliación y corresponsabilidad.

Gracias a una Proposición No de Ley que presentó en 2016 en su calidad de diputada nacional, consiguió que se declarase el 23 de marzo como el Día Nacional de la Conciliación y la Corresponsabilidad.

Desde entonces, España se convirtió en el primer país que fijó en el calendario una fecha en la que se reconocía la importancia de implicar a hombres y mujeres en el cuidado familiar y del hogar.

“Conseguir el reconocimiento de una fecha tan importante a través de una iniciativa personal me hace sentir un inmenso orgullo, porque hizo posible que durante al menos un día, este problema se ponga de manifiesto”, expresa Quintanilla.

“ESTE RECONOCIMIENTO ES UN ALIENTO PARA SEGUIR TRABAJANDO POR LA IGUALDAD”

Carmen Quintanilla expreso su agradecimiento a la Fundación Alares. “Este reconocimiento es un aliento para seguir trabajando a favor de la igualdad”, declara.

Por otra parte, considera que a pesar de que se han producido avances en los últimos años, la conciliación y la corresponsabilidad siguen siendo una gran asignatura pendiente en España.

“Es inadmisible que las mujeres sigan ocupándose del 70% de las tareas del hogar y del cuidado familiar al que en muchos casos se suma la sobrecarga del trabajo remunerado”, destaca.

Y señala que si las horas que las mujeres dedican al cuidado del hogar estuviesen reguladas se produciría un impacto positivo de 426.372 millones de euros sobre el PIB de España, un 40% del total.

Así mismo, destaca las especiales dificultades para la conciliación y la corresponsabilidad que sufren las mujeres del medio rural donde tres de cada 10 personas considera que la mujer debe abandonar su puesto de trabajo cuando tiene su primer hijo y el 50% de la población rural está convencida de que las mujeres tienen más capacidad para encargarse de las tareas del hogar y como cuidadoras de los pequeños y personas dependientes.

“Somos las propias mujeres las que creemos eso, que tenemos esa capacidad natural y cuánto más lo creamos, menos vamos a exigir a los hombres que sean corresponsables. Por ello, es nuestra responsabilidad cambiar esa mentalidad, empezando por nosotras mismas y también a la hora de educar a nuestros hijos en igualdad”, manifiesta.