El pasado miércoles, en consonancia con los mercados internacionales, la lonja de León ya advertía y daba el primer toque de atención de que la tendencia alcista de los cereales podría haber tocado techo, Y este lunes, se ha visto que, por primera vez en muchas semanas, los precios mayoristas de algunos cereales, como el trigo blando o el maíz, bajaban su cotización, aunque en el lado contrario se sitúa el trigo duro, que ha subido casi 20 euros en una semana, o la avena, que lo ha hecho diez euros.

Así, las cotizaciones semanales del trigo blando y del maíz han roto la tendencia alcista generalizada en los precios de los cereales por primera vez en muchas semanas tras descender en la última semana un 0,28 % el primero (248,45 euros/tonelada) y un 0,24 % el segundo (271,72 euros/tonelada).

Siguieron encareciéndose, sin embargo, el trigo duro, la avena y la cebada, según se desprende de los datos difundidos este lunes por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe)  para la semana 34, del 23 al 29 de agosto.

La cotización del trigo duro subió el 5,00 % respecto a la semana anterior, hasta los 415,80 euros por tonelada mientras que la de la avena aumentó el 4,88 % (215,00 euros por tonelada) y el de la cebada se incrementó el 0,18 % (232,21 euros por tonelada).

La cebada de malta no registró cotizaciones dicha semana, según el informe.

La evolución de los precios mayoristas desde que comenzó 2021 sigue siendo positiva para el trigo duro (+49,93 %), el maíz (+29,43 %), la cebada (+25,48 %), el trigo blando (+16,88 %) y la avena (+11,11 %).

En el mercado de proteínas y coproductos, el precio de la soja ha caído un 11,56 % desde enero de 2021 cuando cotizaba a 467 euros/tonelada; mientras que el de la colza ha permanecido estable en dicho periodo a 300 euros/tonelada.

Las pipas de girasol han subido un 2,11 % desde enero de 2021 cuando estaba a 475 euros/tonelada.

Desde enero, la cotización de la cascarilla ha aumentado el 22,95 %, desde los 183 euros/tonelada; y la de la pulpa se ha incrementado el 26,51 %, en comparación a los 215 euros/tonelada de principios de año.