La aprobación del reglamento del periodo transitorio de la PAC por parte del Consejo de Ministros sigue provocando airadas reacciones entre las CCAA que se verán más afectadas por su aplicación. Así, desde Asaja Cádiz habla de «cacicada» y de que el Real Decreto “es la puntilla” para los agricultores y que “es tan inconcebible que ha logrado poner de acuerdo a todas las asociaciones agrarias para rechazar un mal llamado documento de transición que es un hachazo”. Desde Extremadura, la Unión cuantifica las pérdidas que generará, que las sitúa en 32,2 millones de euros en dos años a los productores de la región.

Desde Cádiz, se ha denunciadoe sta aprobación «primero, por las formas, porque no han atendido ni las alegaciones de ASAJA ni de ninguna otra asociación agraria: la han aprobado sin diálogo, y sin escuchar a nadie”.  En este sentido, recuerda que el espíritu de la norma, que adapta el reglamento europeo de transición aprobado en diciembre, permite continuar con la aplicación de la PAC durante este año y el próximo, hasta que se apruebe definitivamente en la Unión Europea la nueva reforma de esta política y el plan estratégico nacional de la PAC, que entrará en vigor el 1 de enero de 2023.

ES INCOMPRENSIBLE QUE LAS MEDIDAS “NO SE HAYAN PLANIFICADO PARA QUE LOS AGRICULTORES CONOZCAN PREVIAMENTE LOS CAMBIOS Y PUEDAN ORGANIZARSE”

“El Gobierno ha convertido en un puente volado lo que debería haber sido una transición hacia la PAC, porque no es una transición: es una reforma brutal”, sostienen desde la asociación, quienes indican además que el documento “dinamita el sector agrario” y que es “la puntilla” para los agricultores. “Es tan inconcebible e increíble que lo cierto es que tiene bastante mérito que haya logrado poner de acuerdo a todas las asociaciones agrarias para rechazar al unísono un mal llamado documento ‘de transición’ que es un hachazo a todo: al diálogo, al consenso, a la economía y a cualquier planificación. En resumen, es una cacicada”.

Para ASAJA Cádiz, es incomprensible que las medidas introducidas en la aprobación del reglamento “no se hayan planificado para que los agricultores conozcan previamente los cambios y puedan organizarse. Esto es un atropello en toda regla de un Gobierno que presume de diálogo y hace justo lo contrario, no atender a nadie”, sostienen desde la asociación.

Asimismo, critica que el Gobierno ha actuado “con rapidez, privando a los agricultores de conocer la normativa para planificar siembras y producciones en función de las ayudas, con lo que van a verse recortadas para esta campaña”. Desde ASAJA Cádiz afirman que “supone un recorte brutal en el valor de los derechos que machaca al campo y que va más allá de lo exigido por Bruselas”. En el Gobierno “hay pocas ganas de sentarse y trabajar entre todos, porque las alegaciones presentadas -y rechazadas- eran plausibles y permitían un amplio margen de maniobra hasta 2023”. Desde ASAJA Cádiz se subraya que al Gobierno y al Ministerio de Agricultura “con este Real Decreto no les vale el comodín que tienen para todo de escudarse en Bruselas: no pueden decir que ha hecho lo que indica la Unión Europea para España, porque la UE no obliga a una convergencia acelerada de los derechos de pago básico”.

“En definitiva, que esto refleja una vez más que al Gobierno sólo le importan ellos mismos. Todo vale con tal de mantenerse en el poder. Todo hasta asestar el mayor hachazo de la historia a la agricultura andaluza y gaditana. Y esto es sólo el aperitivo. El plato principal es el que ya tienen cocinado a espaldas del sector y que nos servirán el 1 de enero de 2023: la Reforma de la PAC de Luis Planas, aquel que predicaba una cosa de Consejero andaluz y ahora justo lo contrario cuando es Ministro”, finaliza la organización gaditana.

SE PREVÉN UNAS PÉRDIDAS DE 3E2,2 MILLONES EN EXTREMADURA POR LOS ERRORES DE LA PAC DE 2015

Por su parte, La Unión Extremadura denuncia que este vuelve a ser otro Real Decreto perjudicial para los intereses de los agricultores y ganaderos extremeños que van a ver cómo se les reduce las ayudas a la mayoría de los mismos durante los próximos dos años.

En total el impacto negativo TRAS la aprobación del reglamento transitorio sobre las ayudas a los productores extremeños ascienden a un total de 32,2 millones de € en los dos años de su regulación, por lo que insta a la Consejería de Agricultura que, al igual que se hizo con el Real Decreto del Cava, «se impugne esta norma por afectar gravemente a los intereses de los agricultores y ganaderos extremeños y que hasta que no se ubique en la nueva Reforma de la Pac las comarcas extremeñas en los rendimientos que les corresponde, se deje sin efecto la Convergencia de las ayudas».

La organización recuerda que la Reforma de la PAC que entró en vigor el año 2015, dejo a la mayor parte de las explotaciones extremeñas ubicadas en una región de producción muy inferior a las que realmente se les tenía que haber ubicado, por este motivo la gran mayoría de los beneficiarios de las ayudas de la Pac en nuestra región están cobrando ayudas por encima de la media de la región en las que nos ubicaron, pero muy inferiores a las ayudas que ubicaron a nuestros vecinos con producciones similares a las nuestra.

El Real Decreto 1076/2014 se ubicó (por ejemplo) a los olivares de Tierra de barros en la región 8.2 con una media de ayudas de 252 € entre pago básico y verde, en cambio, olivares similares situados en comarcas de Jaén o Córdoba se les ubico en la región 20.2 con una ayuda media de 619 €.

El Real Decreto aprobado ahora va a acelerar el descuento de las ayudas por ha a los productores de estas comarca, ya que les van a descontar en dos años el 50% de la ayuda que supera la media de la región en las  que están ubicados.

Las comarcas más afectadas por esta pérdida tars la aprobación del reglamento van a ser las siguientes:

Tierra de Barros con una pérdida de alrededor de 6,4 millones de € en dos años.

Campiña Sur con una pérdida de 6,10 millones de € en dos años.

Regadíos de la Cuenca del Tajo (excepto zona tabaquera) con una pérdida de 4 millones de €.

Zona de pastos permanentes con una pérdida de 11,5 millones de €.

Zona productora de tabaco con una pérdida de 4,2  millones de €.