El Gobierno de Castilla-La Mancha ha afirmado que considera a los ganaderos en extensivo «un objetivo prioritario» y que, por ello, negocia una nueva ayuda con Bruselas, que se sumaría a la de pastoreo en extensivo y la de razas autóctonas en peligro de extinción.

«Tenemos que trabajar para que cada vez haya más ganaderos o, al menos, para que los que estén puedan vivir de su actividad y lo puedan seguir haciendo de forma digna y con una calidad de vida equiparable a la del medio urbano», ha manifestado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, según ha informado la Administración regional en un comunicado.

AYUDA GANADERIA CLM UPOA COAG 1Martínez Arroyo ha realizado estas declaraciones durante la reunión que mantuvo  este lunes 25 con el responsable de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) en Guadalajara, Cipriano Ramiro, y el de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Estanislao Galve.

En el encuentro, el consejero ha mostrado el compromiso del Gobierno regional con los ganaderos ha anunciado una nueva ayuda agroambiental para apoyar a las razas autóctonas en extensivo, dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla-La Mancha.

Martínez Arroyo ha explicado que la Consejería de Agricultura tiene planteado un paquete de líneas agroambientales en el PDR y ha propuesto a la Comisión Europea que se incluya una más este año.

se pretende que los ganaderos puedan cobrar tres ayudas simualtáneamente en la región

En este sentido, el consejero plantea que los ganaderos puedan cobrar al mismo tiempo tres ayudas muy importantes, «la de las razas autóctonas en extensivo, que es la nueva ayuda que pone en marcha este Gobierno regional, y otras dos ayudas que hay ya desde el año pasado: la del pastoreo en extensivo y la de las razas autóctonas en peligro de extinción».

De esta manera, «se compensa a los profesionales de la ganadería por la labor que hacen en favor del medio ambiente y por los costes que les supone adaptarse a la normativa» ha especificado.

El consejero ha remarcado que es una buena fórmula de combinar el objetivo medioambiental con el de preservar un modelo ganadero vinculado al territorio, al pastoreo y a las razas autóctonas de Castilla-La Mancha, cuya producción es muy apreciada y que, en la actualidad, se habían quedado fuera por problemas en las certificaciones de pastos a pesar de tener un papel fundamental en la preservación de los ecosistemas agrarios.

Además, el titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha expresado la necesidad de incorporar más jóvenes a la actividad agraria en la región y, particularmente, en la provincia de Guadalajara porque «eso es vida para el medio rural», ha señalado.