El Brexit -la anunciada salida o desconexión del Reino Unido de la Unión Europea (UE)- tendrá impactos críticos sobre el sector vitivinícola y, aunque serán las bodegas de la Unión Europea quienes noten los efectos de manera más directa, el impacto llegará a todas las regiones vitivinícolas.

Así lo asegura un informe de Rabobank -que analiza y publica en su página web el Observatorio vitivinícola Argentino-, en el que se recuerda que la UE es el principal proveedor del Reino Unido.

la devaluación de la libra tendrá efectos inmediatos y no se descarta la llegada de vinos de terceros países al reino unido

En concreto, Italia, España y Francia suministraron el 60% de todo el vino a Reino Unido en el ejercicio 2015.

«Si asumimos que la depreciación de la libra reducirá la demanda de vinos importados, estos vinos deberán buscar nuevos mercados», detalla el estudio.

En su opinión, la devaluación de la libra tendrá efectos inmediatos y las empresas extranjeras deberían considerar alternativas como exportar lo máximo posible mientras las condiciones sean favorables -en alusión al largo proceso que se abre ahora-, hacer uso de seguros de cambio y «redireccionar» esfuerzos de marketing.

En el largo plazo, las consecuencias de cambios en los acuerdos comerciales entre países «son difíciles de predecir», según los expertos, pero «probablemente nuevos acuerdos surjan entre el Reino Unido y países externos a la Unión Europea, y nuevas barreras surjan entre el Reino unido y países de la Unión Europea».

«Si bien habrá compañías que se verán beneficiadas, el efecto será en general negativo», asegura.

En cuanto a las bebidas espirituosas, estiman que la debilidad de la libra esterlina tendrá impacto en las importaciones

El informe apunta que algunas estrategias a largo plazo que las empresas y bodegas deberían considerar pasan por «mudar» parte del proceso al destino final y hacer adquisiciones en el Reino Unido.

BREXIT SECTOR VITIVINICOLA 2Respecto a otras bebidas, considera que es probable que las marcas de cerveza líderes del mercado británico -en su mayoría multinacionales que trabajan dentro y fuera del país- decidan cambiar su modelo de negocio, pasando de la importación a la concesión de licencias locales.

En el segmento de la cerveza artesanal, esperan que las cervecerías locales se vean favorecidas, en tanto que los competidores externos pueden sufrir las consecuencias de la debilidad de la libra y las amenazas de las barreras comerciales.

En cuanto a las bebidas espirituosas, estiman que la debilidad de la libra esterlina tendrá impacto en las importaciones, especialmente en las de coñac y bourbon.

Por el contrario, esta misma debilidad potenciará las exportaciones de whisky escocés en el corto plazo, pero en el mediano y largo plazo los proveedores escoceses temen por la pérdida de los acuerdos de libre comercio.