El Consell de Govern ha aprobado este viernes 2 el decreto que declara de utilidad pública la lucha contra la plaga de la Xylella fastidiosa en Baleares y se establecen las medidas fitosanitarias obligatorias para combatir esta plaga y prevenirla.

El decreto unifica las diferentes resoluciones de la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca publicadas para hacer frente a la bacteria desde el inicio del primer positivo en octubre de 2016.

Además, adapta la normativa de la comunidad autónoma al nuevo marco legal comunitario.

Actualmente hay más de 900 plantas afectadas por Xylella fastidiosa, con un total de 21 especies huésped diferentes, como la viña, el olivo, el acebuche y la higuera, entre otras. La plaga ha sido detectada en Mallorca, Menorca e Ibiza, pero no en Formetera.

Dado que los niveles de población y difusión de la plaga muestran un ritmo creciente, se han establecido nuevas medidas fitosanitarias obligatorias que, de manera homogénea, eviten que la bacteria se propague por todo el ámbito de las Baleares.

El decreto también regula la plantación de ciertas plantas huésped (almendro, viña, olivo y vegetales ornamentales) de xylella en las Baleares, y se prohíben determinadas variedades muy sensibles a la bacteria.

Se prohíbe trasladar fuera de las Islas Baleares los vegetales especificados.

De forma paralela a estas actuaciones, cabe destacar que Life Resilience, el proyecto cofinanciado por el programa Life de la Unión Europea, cuyo principal objetivo es la prevención de Xylella fastidiosa en explotaciones de alta densidad, tanto de olivar como de almendro, ha reunido a más de 70 profesionales del sector olivarero y científico para debatir sobre el importante reto que plantea esta bacteria y anunciar que a partir de este verano se plantarán 500 nuevos genotipos, que se unirán a los 500 ya plantados en la finca El Valenciano en Carmona (Sevilla) para analizar sus características agronómicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here